Archivos con la etiqueta ‘trabajo’

Real Decreto-Ley 5/2013, de 15 de marzo: ¡cuidado, otra vez con las jubilaciones!

En la constante sucesión de disposiciones que modifican, siempre a peor, normativas anteriores en todas las materias -no se salva prácticamente ninguna-, el Real Decreto Ley 5/2013, de 15 de marzo (BOE 16.03.2013), se refiere a las pensiones de jubilación. Tema muy complicado, difícil -y también árido.-

Precisamente por estas características hemos creído conveniente dividir la exposición del tema en tres partes, de las cuales ésta es la primera. Entendemos que de esta manera la temática se asimilará mejor. Tratamos, a continuación, en primer lugar, el nuevo -y distinto- tratamiento de las jubilaciones que se soliciten antes de cumplir la edad legalmente establecida bien por haber perdido su empleo el trabajador o bien por voluntad propia. En segundo, un nuevo supuesto que se establece para compatibilizar la percepción -parcial- de la pensión con un trabajo por cuenta ajena o propia. Finalmente, y debido al propio -e importante- contenido de la reforma, las disposiciones transitorias entre la anterior y la nueva normativa para respetar situaciones y expectativas de situaciones derivadas de la regulación precedente, ahora derogada.

Servicio del hogar: nuevo reglamento de desarrollo.

En el BOE de hoy, 17.11.11, aparece publicado finalmente el RD 1620/2011, de 14.11, por el que se regula la relación laboral especial del servicio del hogar familiar cuya entrada en vigor se producirá mañana.

De esta forma se deroga el histórico RD 1424/1985, de 1.08, que hasta la fecha ha venido rigiendo las relaciones de este colectivo.

A los efectos de establecer una mayor seguridad jurídica a este tipo de relaciones tan especiales, pues se deben producir estrictamente dentro del ámbito familiar, se han establecido nuevos requisitos formales y nuevas cuestiones que se deben considerar. Destaco, a modo de notas de urgencia, sus características principales:

CESES VOLUNTARIOS: POSIBILIDAD DE RETRACTACIÓN.

Hoy traigo nuevamente a colación el contenido de una reciente sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo por dos motivos fundamentales: en primer lugar, por la trascendencia que tiene, en sí misma considerada. En segundo, por tratarse de una materia que se da muy frecuentemente y habitualmente en el ámbito de las relaciones de trabajo.

Se trata de un cambio radical de criterio de dicho Tribunal sobre una cuestión que hasta el momento era pacífica y no provocaba dudas y que desde ahora puede convertirse en un nuevo elemento de controversia en el ámbito de las empresas -sin base ni fundamento, además, que la justifique. –

“SANTA EULALIA”: proyecto vital.

Repasando mis últimos artículos publicados, bueno, en realidad casi todos, me he dado cuenta de que la mayoría de ellos son ciertamente negativos o, por lo menos abordan cuestiones nada halagüeñas. Paro, crisis, despidos, reestructuraciones y “lindezas” similares son, lamentablemente, el pan nuestro de cada día y con lo que desayuno, como y ceno jornada tras jornada. Ya comentaba hace poco que los abogados que nos dedicamos al “bonito” mundo del derecho laboral asesorando a empresas nos hemos convertido, de un tiempo a esta parte, en verdaderas “armas de destrucción masiva”. Realmente un 90 por 100 de nuestro trabajo se ciñe a lo apuntado: destruir. Es una verdadera lástima, pero es la pura realidad. Pues bien, dicho todo ello, hoy cambio radicalmente de tono. Gracias a Dios.