Archivos con la etiqueta ‘salarios’

REDUCCIÓN DE SALARIOS SIN ACUERDO: SE ABRE LA VEDA.

La crisis que nos viene atenazando desde hace años está conllevando, en el ámbito jurídico laboral, que cada vez más se estén tomando soluciones o decisiones que podríamos calificar como imaginativas e impensables en tiempos pretéritos.

Hoy traigo a colación un tema muy recurrente por su relevancia para las empresas y que por vez primera ha sido avalado por los Tribunales. En este caso por la Audiencia Nacional en una muy reciente sentencia dictada el pasado 10 de marzo de 2011.

El supuesto de hecho es el siguiente: una empresa del sector del metal con relevantes perdidas en los últimos ejercicios y una grave reducción en su facturación y ventas notifica a la representación legal de sus trabajadores la apertura de un período de consultas al objeto de que durante el mismo procedan a negociar una reducción del salario fijo de todos los trabajadores de la empresa en un 10% convirtiendo ese porcentaje en remuneración variable a los efectos de vincular su percepción a la consecución de determinados objetivos – básicamente un mayor número de ventas – y a la salida de la empresa de su situación económica muy negativa. A tal efecto, los órganos rectores utilizan las formalidades previstas al efecto en el art. 41 del Estatuto de los Trabajadores para las modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo de carácter colectivo y, más concretamente, del denominado “sistema de remuneración.”

EXTINCIÓN DEL CONTRATO AL AMPARO DEL ART. 50 ET: nueva doctrina

Ya apuntábamos en uno de nuestros últimos artículos que en materia jurisprudencial siempre surge algún matiz o alguna cuestión que genera que cuestiones, en principio cerradas, se reabran y se generen nuevos criterios. Egoístamente y como abogado, ello debe ser motivo de alegría (sic) por cuanto de no ser así nuestro trabajo y labor cada día se reduciría más. Es broma.

Pues bien, la Sala de lo Social del TS se descuelga con un nuevo e interesante criterio en relación a la figura de la extinción de la relación laboral a instancias del trabajador por incumplimientos contractuales del empleador. En este caso por impagos salariales o retrasos continuados. Tal figura extintiva tiene su acomodo en el art. 50 del Estatuto de los Trabajadores. Es lo que se conoce popularmente como “auto despido.”

NEGOCIACIÓN COLECTIVA: ¿QUO VADIS? (1ª parte)

Ejemplo práctico: El Convenio de la Industria Siderometalúrgica de la provincia de Barcelona, el cual se negoció allá por el 2007, es decir, antes de que se iniciara “oficialmente” la crisis económica que nos atenaza, estableció en ese momento los incrementos salariales para todos los años de su vigencia. Concretamente desde el citado 2007 a diciembre de 2012. Seis “añazos” ni más ni menos. Seis “añazos” en los que España, al igual que otros muchos países de nuestro entorno, ha pasado de “atar los perros con longanizas” a estar sumida en una de las peores depresiones de su historia.

Expedientes de regulación de empleo imaginativos.

Nissan, Seat, Lladró, Sharp, Yamaha, Air Nostrum, Dogi, Caramelo, Torraspapel, Renault España, … ¿Qué tienen en común estas empresas aparte de que algunas de ellas operan en el mismo sector? Muy sencillo: son algunas de las muchas que han presentado durante los últimos ejercicios un expediente de regulación de empleo, bien de carácter extintivo o suspensión.