Reforma laboral | Eduardo Ortega Figueiral

Archivos con la etiqueta ‘Reforma laboral’

LA LEY 11/2013, DE 26 DE JULIO, DE MEDIDAS DE APOYO AL EMPRENDEDOR Y DE ESTIMULO DEL CRECIMIENTO Y DE LA CREACIÓN DE EMPLEO: RESUMEN DE LAS PRINCIPALES NOVEDADES EN EL ÁMBITO LABORAL Y DE LA SEGURIDAD SOCIAL.

El pasado 27.07.13 se publicó en el BOE nº 179, la Ley 11/2013, de 26 de julio, en el que se abordan múltiples medidas en muy diversos ámbitos – laboral, Seguridad Social, fiscal o financiero – tendentes a mejorar problemas estructurales agravados por la actual crisis y potenciar el crecimiento económico de autónomos y empresas. Su entrada en vigor se produjo al día siguiente de su publicación. Es decir, el 28.07.13.

A continuación desarrollaremos, a modo de notas de urgencia, un resumen de las principales novedades que la indicada norma aporta a nuestro ordenamiento tanto en materia estrictamente laboral como de la Seguridad Social.

Real Decreto-Ley 5/2013, de 15 de marzo: ¡cuidado con los despidos, el desempleo y el acceso a la jubilación!

I.- Objetivo de la información.-

1.- Hemos decidido dedicar esta segunda parte sólo a un tema -el enunciado en el título- por su trascendencia y por las consecuencias que pueden tener, tanto para los trabajadores como para las empresas, las jubilaciones anticipadas -e, incluso, no anticipadas-procedentes de despidos o extinciones contractuales irregulares -aclararemos después extensamente el alcance del término “irregulares”-. Léase atentamente, pues, lo que sigue.

2.- En síntesis, la nueva reforma de la normativa reguladora de la pensión de jubilación introducida por el reciente Decreto-Ley 5/2013, de 15 de marzo (BOE 16.03.2013), que se añade a las precedentes dictadas por el anterior Gobierno, tienen un claro objetivo: recortar el alcance de sus prestaciones y exigir nuevos condicionamientos -más años de cotización, principalmente- para poder acceder a las mismas. La razón es obvia: las cuentas no cuadrarían- no cuadran ya- manteniendo la regulación anterior. Al respecto, partimos de que el acceso digamos normal a la pensión de jubilación lo es al cumplir la edad legal establecida al efecto: 65 o 67 años -aplicándose estos últimos paulatinamente cada año- según los años cotizados. Por consiguiente, su acceso antes de cumplir dicha edad, la mayor parte de las veces no voluntario por haber perdido el trabajador su puesto de trabajo, se considera, en principio, al menos legalmente, como anormal o excepcional.- De ahí esas trabas, esa vigilancia y ese control.

¿Es la reforma laboral la culpable de nuestra vergonzosa tasa de desempleo?

Continuamos inmersos en un período muy difícil donde la crisis no parece tener fin y la destrucción de empleo bate record tras record hasta alcanzar porcentajes totalmente vergonzosos. Hace exactamente un año escribí en este mismo blog un artículo –aquí los llaman “post”, pero a mí me gusta más llamarlo “a lo cristiano”-  en el [...]

Huelga general: ¿una vez más?

Para el próximo día 14 de noviembre los sindicatos más representativos de nuestro país  – CCOO y UGT – han convocado una nueva jornada de huelga general a la que “todos” estamos convocados.   Al parecer esta vez esta huelga tendrá un marchamo internacional, pues paralelamente y para el mismo día se están convocando otras huelgas [...]

La indemnización por despido tras la reforma laboral

Quizás uno de los aspectos que más ríos de tinta han hecho correr tras la entrada en vigor de la reforma laboral ha sido la modificación/reducción de la indemnización legal máxima que hasta la fecha regulaba el art. 56.1 del Estatuto de los Trabajadores —ET—. Así de los “famosos” 45 días de salario por año [...]

Huelga general: algunas reflexiones

Pasados unos días desde el pasado jueves 29, permitirme una serie de reflexiones en relación a la huelga general convocada por los sindicatos mayoritarios. Se que algunas de las cuestiones que a continuación desarrollaré puede que no sen “políticamente correctas”, pero desde el respeto a todas las ideas, éste es el foro ideal para el debate:

1º.- ¿Por qué se convocó?

Básicamente para rechazar la reciente reforma laboral aprobada por el actual Gobierno y la política de recortes generales que se están llevando a cabo.

Reforma laboral: apuesta por la flexiseguridad

El pasado día 11 se publicó en el BOE el Real Decreto-Ley 3/2012, de 10 de febrero de 2012, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral. La popularmente conocida como “nueva reforma laboral”. Concretamente la novena desde que allá por el año 1980 se publicó el Estatuto de los Trabajadores.

Permítanme que les dé mi opinión sobre el contenido íntegro de la misma: REFORMA HISTÓRICA. Y lo señalo en mayúsculas no por un error de tipografía sino por cuanto esta reforma se merece ser calificada de este modo.

Las claves de la nueva reforma laboral

Como notas de urgencia y sin conocer todavía la siempre importante, y mucho más en un supuesto como el presente, “letra pequeña” os adelanto ya los principales aspectos de la reforma laboral aprobada hoy por el Consejo de Ministros.

Indicar de entrada que podemos considerarla como una verdadera reforma laboral y no el conjunto de parches que hemos venido sufriendo últimamente. Se podrá estar de acuerdo o no con la misma pero nadie puede dudar que “es de calado” y relevancia.” Sin más una reforma laboral no va a generar empleo de forma automática pero si puede generar confianza en las empresas ante la apertura y flexibilización que se aprecia, por fín, en nuestro encorsetado mercado laboral.

Aquí van:

¡Más de lo mismo!

En la habitual viñeta de humor en un periódico de los primeros días del año 2012 se veían a dos mendigos vestidos con sus andrajos, calentándose, por la noche, al no tener ni casa en la que dormir, en un fuego improvisado dentro de un bidón. Uno le decía al otro “¿Y tú qué le has pedido al año 2012?”. Y éste le contestaba: “Virgencita, que me quede como en el 2011″.

Aparte las normales exageraciones del humorista, ese cuadro es, desgraciadamente, muy real. Las perspectivas de este año son peores que las del pasado, con independencia de que las medidas tan drásticas que esté aplicando -y más que habrá- el nuevo Gobierno empiecen a dar su fruto -ojalá sea así- aunque no se espera que sean en 2012 -ni quizá en 2013-. Aguantar, al menos, la situación actual va a ser, en la mayor parte de los casos, un éxito. De ahí que haya recordado, aquella viñeta.

¡¡Cuidado con las jubilaciones anticipadas !!

Son muy habituales, desde luego, los supuestos de despidos de trabajadores cuya edad está cercana a los 60 años y que, terminadas las prestaciones del desempleo, solicitan su jubilación anticipada.

El BOE del 02.08.2011 publicó la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social, de la cual ya efectué un resumen práctico a inicios del pasado mes de agosto. Como ya apuntaba allí, las modificaciones contenidas en esa Ley sí suponen una auténtica y verdadera reforma, al contrario de las demás que últimamente se han realizado en materia laboral, absolutamente tímidas e inoperantes.

Pues bien, entre otras muchas cuestiones, dicha Ley ha modificado sustancialmente la normativa sobre esas jubilaciones anticipadas provenientes de previos despidos. Variaciones que se han de tener, por supuesto, muy en cuenta tanto por las empresas como por los trabajadores/as por las consecuencias y efectos que puede derivarse de su desconocimiento.