Archivos con la etiqueta ‘Real Decreto-Ley’

Real Decreto-Ley 5/2013, de 15 de marzo: ¡cuidado con los despidos, el desempleo y el acceso a la jubilación!

Eduardo Ortega Figueiral

I.- Objetivo de la información.-

1.- Hemos decidido dedicar esta segunda parte sólo a un tema -el enunciado en el título- por su trascendencia y por las consecuencias que pueden tener, tanto para los trabajadores como para las empresas, las jubilaciones anticipadas -e, incluso, no anticipadas-procedentes de despidos o extinciones contractuales irregulares -aclararemos después extensamente el alcance del término “irregulares”-. Léase atentamente, pues, lo que sigue.

2.- En síntesis, la nueva reforma de la normativa reguladora de la pensión de jubilación introducida por el reciente Decreto-Ley 5/2013, de 15 de marzo (BOE 16.03.2013), que se añade a las precedentes dictadas por el anterior Gobierno, tienen un claro objetivo: recortar el alcance de sus prestaciones y exigir nuevos condicionamientos -más años de cotización, principalmente- para poder acceder a las mismas. La razón es obvia: las cuentas no cuadrarían- no cuadran ya- manteniendo la regulación anterior. Al respecto, partimos de que el acceso digamos normal a la pensión de jubilación lo es al cumplir la edad legal establecida al efecto: 65 o 67 años -aplicándose estos últimos paulatinamente cada año- según los años cotizados. Por consiguiente, su acceso antes de cumplir dicha edad, la mayor parte de las veces no voluntario por haber perdido el trabajador su puesto de trabajo, se considera, en principio, al menos legalmente, como anormal o excepcional.- De ahí esas trabas, esa vigilancia y ese control.

LA REFORMA DE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA: PRINCIPALES MODIFICACIONES Y NOVEDADES INTRODUCIDAS POR EL REAL DECRETO-LEY 7/2011, DE 10 DE JUNIO. (1ª parte)

Eduardo Ortega Figueiral

I.- INTRODUCCIÓN.-

El pasado 11.06.11 se publico en el BOE nº 139 el Real Decreto- Ley (RDL) 7/2011, de 10 de junio, de medidas urgentes para la reforma de la negociación colectiva. Tras el fracaso de los denominados “agentes sociales” en las negociaciones que abordaron al respecto durante los últimos meses y que finalizaron sin acuerdo, el Ejecutivo ha tenido dictar esta normativa que, ya adelantamos, es del todo probable que sea reformada durante el tramite parlamentario que va a seguir en los próximos meses.

Desde esta Tribuna vamos a proceder a desarrollar, desde un punto de vista eminentemente práctico y exento de farragosos legalismos, cuales son los aspectos más relevantes de esta nueva normativa que viene a reformar, básicamente, el Título III del Estatuto de los Trabajadores, referido a la negociación colectiva y a los convenios colectivos que tuvo su origen en el primer acuerdo interprofesional del período constitucional, concretamente el denominado “Acuerdo Básico Interconfederal” suscrito en julio de 1979 y cuya única reforma se llevó a cabo en la Ley 11/1994. Desde esa fecha esta materia ha restado prácticamente inmodificada.

REFLEXIONES LABORALES

Eduardo Ortega Figueiral

Marzo 2011. En el momento en que estén leyendo esta tribuna habrán pasado ya, aproximadamente, seis meses desde que la reforma laboral, desarrollada en la Ley 35/2010, entró en vigor. Realmente hace más tiempo, con matices, que aquélla viene siendo operativa pues la misma proviene del Real Decreto-Ley que en junio de 2010 el Gobierno unilateralmente promulgó ante la constatada imposibilidad, en aquél momento, de que los agentes sociales alcanzaran acuerdo alguno al respecto en esta materia. Recordar que ello fue el detonante de la huelga general promovida por los sindicatos mayoritarios y que se llevó a cabo a finales de septiembre de ese año.