Jovenes | Eduardo Ortega Figueiral

Archivos con la etiqueta ‘Jovenes’

REAL DECRETO-LEY 8/2014, DE 4 DE JULIO, DE APROBACIÓN DE MEDIDAS URGENTES PARA EL CRECIMIENTO, LA COMPETITIVIDAD Y LA EFICIENCIA: COMENTARIOS PRÁCTICOS DESDE EL ÁMBITO LABORAL.

Con esta tan “rimbombante” denominación, va unas cuantas durante los últimos años, el pasado sábado 5 de julio, con entrada en vigor ese mismo día, se publicó en el BOE, el Real Decreto-Ley de referencia – en adelante RDL.-

El mismo lo debemos considerar como una verdadera Ley “Ómnibus”, muy similar a las antiguas Leyes de Acompañamiento a los Presupuestos Generales del Estado, dada la diversidad de materias que aborda. Prácticamente parece que el Gobierno “ha sacado de sus cajones” todas las normas pendientes de aprobación y las ha incluido en este RDL. Concretamente se modifican hasta un total de 26 normas vigentes. Una auténtica barbaridad del todo innecesaria. Los RDL, sinceramente, no están para esto. Desde cuestiones de índole fiscal, pasando por temas vinculados a la seguridad aérea, limitaciones en las comisiones de las tarjetas de crédito, financiación de la actividad económica, horarios comerciales y un largo etcétera de materias heterogéneas comparten articulado.

En estas notas de urgencia nos centraremos exclusivamente en las medidas de índole laboral entre las que destaca la creación del denominado sistema nacional de garantía juvenil cuyo objetivo final, una vez más, es la empleabilidad del colectivo quizás más castigado durante estos años de crisis: los menores de 25 años sin trabajo reciente y sin estudios.

Becarios: ¡¡ El lío continúa !!

Entre los despropósitos más relevantes a los que hemos asistido últimamente en nuestro ámbito jurídico-laboral, y mira que han habido unos cuantos, uno de los que se lleva la palma y ocupa uno de los primeros lugares en el ranking de los “sainetes” es la regulación de los becarios que desarrollan prácticas profesionales en empresas y la obligación o no de éstas últimas de afiliar y cotizar a la Seguridad Social a este colectivo.

Sobre este asunto ya hemos hablado en anteriores post pero una reciente sentencia del Tribunal Supremo ha vuelto a poner en el “candelabro” – como decía aquella famosa literata del papel cuche – este asunto.

Hago un pequeño resumen de la situación:

LA LEY 11/2013, DE 26 DE JULIO, DE MEDIDAS DE APOYO AL EMPRENDEDOR Y DE ESTIMULO DEL CRECIMIENTO Y DE LA CREACIÓN DE EMPLEO: RESUMEN DE LAS PRINCIPALES NOVEDADES EN EL ÁMBITO LABORAL Y DE LA SEGURIDAD SOCIAL.

El pasado 27.07.13 se publicó en el BOE nº 179, la Ley 11/2013, de 26 de julio, en el que se abordan múltiples medidas en muy diversos ámbitos – laboral, Seguridad Social, fiscal o financiero – tendentes a mejorar problemas estructurales agravados por la actual crisis y potenciar el crecimiento económico de autónomos y empresas. Su entrada en vigor se produjo al día siguiente de su publicación. Es decir, el 28.07.13.

A continuación desarrollaremos, a modo de notas de urgencia, un resumen de las principales novedades que la indicada norma aporta a nuestro ordenamiento tanto en materia estrictamente laboral como de la Seguridad Social.

RD-L 4/2013, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo: principales novedades en el ámbito laboral y de la S.S.

En el BOE nº 407 del pasado sábado 23 de febrero de 2013, se publicó el Real Decreto-Ley 4/2013, de 22 de febrero, cuya entrada en vigor se ha producido el día 24 de febrero. A modo de notas urgentes, y con independencia de un ulterior desarrollo más pausado de alguna de las novedades que [...]

Aprobado el reglamento del contrato para la formación y el aprendizaje y las bases de la Formación Profesional Dual

El Consejo de Ministros ha aprobado en su reunión del 8.11.12 y a propuesta de los ministros de Empleo y Seguridad Social, y de Educación, Cultura y Deporte, el Real Decreto por el que se desarrolla el reglamento del contrato para la formación y el aprendizaje previsto en el actual art. 11.2 del vigente Estatuto de los Trabajadores y se establecen las bases para la implantación de la denominada “formación dual” en el sistema educativo.

La formación profesional dual debe ser una herramienta fundamental para incrementar la empleabilidad de los jóvenes españoles y luchar contra la elevada tasa de paro de este colectivo.

Los trabajadores sin formación se enfrentan a una tasa de paro del 57 por 100, y los que sólo tienen educación primaria, del 38 por 100. Asimismo, casi el 15 por 100 de los trabajadores menores de veinticinco años no ha completado la segunda etapa de educación secundaria. El paro de este colectivo alcanza el 58 por 100.

Además, los trabajadores sin estudios obtienen salarios un 32 por 100 inferiores a la media y los que sólo alcanzaron la educación primaria, salarios un 25 por 100 inferiores a la media.

En este contexto, era necesario rediseñar gran parte del sistema, combinando por primera vez los recursos y esfuerzos de los Ministerios de Empleo y Seguridad Social y de Educación, Cultura y Deporte.

Así, el Real Decreto se configura como una norma laboral y educativa, debido al doble régimen jurídico de la formación dual, dependiendo de que se imparta dentro del marco del contrato para la formación y el aprendizaje, o en el marco del sistema educativo.

Prácticas “no laborales.”

Uno de los últimos reales decretos que hemos heredado del actual Gobierno en funciones en el ámbito laboral se publicó el pasado 18 de noviembre en el BOE. Concretamente éste es el RD 1543/2011, de 31 de octubre, por el que se regulan las prácticas no laborales en empresas y cuya entrada en vigor se produjo el pasado día 19.

Con el muy loable objetivo de favorecer la entrada en el mundo laboral de jóvenes desempleados sin, o con escasa, experiencia profesional, se genera esta nueva figura “hibrida” entre los becarios y la relación laboral ordinaria. Recordar que esta figura no es equiparable a la relación laboral “en prácticas” cuya regulación subsiste sin modificación de tipo alguno.

Paro juvenil: ¡¡atención a los datos!!

Uno trata de ser positivo. De verdad. Pero el mero hecho de leer el periódico, ver las noticias en televisión u otros actos tan cotidianos como los descritos, generan un estado de nerviosismo y diría que angustia inusitada.

Esta mañana los cuatro primeros titulares del periódico “con el que he desayunado” eran del siguiente tenor: “Las bolsas se derrumban por la incerteza sobre Grecia …”; “La Prima de Riesgo vuelve a dispararse …”; “Oleada de deshaucios…”; “Las familias españolas reducen su capacidad de ahorro”, etc..

Lo dicho para ponerse a temblar.

Pero no solo eso. Me acaba de llegar un ejemplar de “The Economist” de hace un par de semanas en que se trataba la lacra del paro, las medidas laborales desarrolladas en los paises más relevantes del mundo para combatirlo y se hacía especial hicapié en el paro juvenil. Aquí es donde me paro hoy.

REAL DECRETO-LEY 10/2011, DE 26 DE AGOSTO, DE MEDIDAS URGENTES PARA LA PROMOCION DEL EMPLEO DE LOS JOVENES, EL FOMENTO DE LA ESTABILIDAD EN EL EMPLEO Y EL MANTENIMIENTO DEL PROGRAMA DE RECUALIFICACION PROFESIONAL DE LAS PERSONAS QUE AGOTEN SU PROTECCION POR DESEMPLEO: COMENTARIOS A LA NORMA (1ª parte.)

En el BOE nº 208 del pasado 30.08.11, se publica el Real Decreto-Ley 10/2011, de 26 de Agosto (en adelante RDL), cuya entrada en vigor se produce, con carácter general, el 31.08.2011.

Sorpresivamente y si hace menos de un año uno de los estandartes de la Ley 35/2010, de 17 de septiembre, de medidas urgentes para la reforma del mercado de trabajo, la popularmente conocida como última “reforma laboral”, era la lucha contra la dualidad de nuestro mercado de trabajo promoviendo la estabilidad en el empleo, es decir, la contratación indefinida, ahora y a tenor de los ratios en los que se mueve el desempleo en nuestro país, especialmente entre el colectivo de jóvenes, este RDL viene a potenciar todo lo contrario. Es decir, la contratación temporal a través de un nuevo contrato de “formación y aprendizaje” así como eliminando restricciones y limites a la concatenación de contratos temporales.

Es decir, a palabras del actual Ministro de Trabajo, dada la actual situación lo que importa es la contratación aunque sea temporal. Los vaivenes de nuestros gobernantes son ya de nota.

ESTADO DE ALARMA NACIONAL

¿Qué puede generar mayor alarma en un país, más allá de las catástrofes naturales imprevisibles, que el hecho de que el 45 por 100 de sus jóvenes menores de 25 años no encuentren empleo? Una generación entera, realmente muy preparada, se está echando totalmente a perder. ¿Hay algo más grave que eso en un país civilizado? Sinceramente me cuesta pensar en algo peor por todo lo que conlleva tanto ahora como en el futuro.

Este dato, recogido en la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2011, al igual que el resto de indicadores, ya no es que sea pésimos sino que hace que se acaben los adjetivos para calificar una situación que se reitera desde hace ya excesivo tiempo sin absolutamente nadie que ponga remedio. Gravísimo. Nuevamente este fin de semana hemos tenido el “honor” de ser portada en el “Financial Times”, al alcanzar ya tasas de desempleo que triplican la de otros estados de la Unión Europea y duplican la media de nuestros vecinos. Tasas que no se veían desde hace más de catorce años a pesar de “reformas laborales” (sic) y otras medidas que ha tratado de implementar un Gobierno totalmente desbordado por una situación que le ha ultrapasado y que en realidad, no sabe cómo afrontar.

REFLEXIONES LABORALES

Marzo 2011. En el momento en que estén leyendo esta tribuna habrán pasado ya, aproximadamente, seis meses desde que la reforma laboral, desarrollada en la Ley 35/2010, entró en vigor. Realmente hace más tiempo, con matices, que aquélla viene siendo operativa pues la misma proviene del Real Decreto-Ley que en junio de 2010 el Gobierno unilateralmente promulgó ante la constatada imposibilidad, en aquél momento, de que los agentes sociales alcanzaran acuerdo alguno al respecto en esta materia. Recordar que ello fue el detonante de la huelga general promovida por los sindicatos mayoritarios y que se llevó a cabo a finales de septiembre de ese año.