despidos | Eduardo Ortega Figueiral

Archivos con la etiqueta ‘despidos’

NOVEDADES EN LA TRIBUTACIÓN DE LAS INDEMNIZACIONES POR DESPIDO.

El último Consejo de Ministros previo al paréntesis vacacional, el cual se llevó a cabo el pasado viernes 1 de agosto, ha aprobado los distintos Proyectos de Ley relativos a la reforma fiscal.

Por lo que nos interesa desde el prisma jurídico-laboral, se modifican las previsiones contenidas en el anteproyecto de reforma fiscal en cuanto a la tributación de las indemnizaciones por despido, cuestión ésta sobre la que ya informábamos en un post anterior.

Reforma laboral: apuesta por la flexiseguridad

El pasado día 11 se publicó en el BOE el Real Decreto-Ley 3/2012, de 10 de febrero de 2012, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral. La popularmente conocida como “nueva reforma laboral”. Concretamente la novena desde que allá por el año 1980 se publicó el Estatuto de los Trabajadores.

Permítanme que les dé mi opinión sobre el contenido íntegro de la misma: REFORMA HISTÓRICA. Y lo señalo en mayúsculas no por un error de tipografía sino por cuanto esta reforma se merece ser calificada de este modo.

Ahorro farmacéutico = supresión de empleos

El pasado 24 de agosto “EXPANSIÓN” publicó un amplio artículo de Sergio Saiz sobre la materia. No vamos a repetir en éste la extensa información que dio aquél. De lo que ahora se trata es de hacer unas reflexiones, exclusivamente desde el punto de vista laboral, sobre la misma cuestión. Muy breve y concisamente pues la temática es muy clara:

1.- Sería absurdo -y el ejemplo no puede ser aquí más adecuado- que un médico recetase para la dolencia de un enfermo determinada medicina que, por sus componentes, le dañara otros órganos. Un facultativo no puede aplicar sólo su propia especialidad pues ha de tener en cuenta, necesariamente, todas las características del paciente; su consideración integral, en definitiva.

REFORMA LABORAL: CONFIRMACIÓN DE UN FRACASO.

Si todos los indicadores ya confirmaban que las reformas laborales que emprendió el Gobierno durante el pasado ejercicio y que se han mantenido tibiamente durante el presente en absoluto han contribuido, ni tan siquiera ayudado, ni a la superación de la crisis ni a la reducción del brutal porcentaje de desempleados que continuamos sufriendo, la renuncia definitiva del ejecutivo a aplicar uno de los verdaderos puntos nucleares de aquélla es el colofón a tanta política errática.

LA REFORMA Y TRAMITACIÓN DE LOS EXPEDIENTES DE REGULACIÓN DE EMPLEO (3ª parte)

V.- AUTORIDAD LABORAL COMPETENTE PARA CONOCER Y RESOLVER LOS ERE.-

En esta materia el Reglamento introduce importantes novedades. Exponemos éstas conjuntamente con la normativa que no sufre variación:

1.- Si afecta a trabajadores que desarrollan su actividad o estén adscritos a centros de trabajo ubicados en una sola Comunidad Autónoma, la autoridad competente será el órgano que determine aquélla (normalmente es el órgano administrativo laboral provincial o el órgano laboral de la Comunidad cuando los centros afectados se ubiquen, respectivamente, en una o varias provincias.

2.- La competencia corresponderá a la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo en los siguientes casos:

LIMITANDO LAS FACULTADES DIRECTIVAS DEL EMPRESARIO.

Supongo que nada desvelo si apunto que en la jurisdicción de lo social prima, fundamentalmente, el denominado principio “pro operario.” Es decir, la acepción penal “in dubio pro reo” se convierte, en nuestro ámbito, en un claro “in dubio pro operario.”

Sin entrar en excesivas disquisiciones filosóficas, ello puede ser perfectamente factible y hasta entendible si aplicamos la máxima que viene a recordarnos que en la práctica el trabajador es la “parte débil” de la relación y, en virtud de ello los jueces y tribunales de nuestro ámbito deben ser los garantes del cumplimiento de la norma interpretando la misma, en caso de duda, de manera más favorable para esa “parte débil.”

“SANTA EULALIA”: proyecto vital.

Repasando mis últimos artículos publicados, bueno, en realidad casi todos, me he dado cuenta de que la mayoría de ellos son ciertamente negativos o, por lo menos abordan cuestiones nada halagüeñas. Paro, crisis, despidos, reestructuraciones y “lindezas” similares son, lamentablemente, el pan nuestro de cada día y con lo que desayuno, como y ceno jornada tras jornada. Ya comentaba hace poco que los abogados que nos dedicamos al “bonito” mundo del derecho laboral asesorando a empresas nos hemos convertido, de un tiempo a esta parte, en verdaderas “armas de destrucción masiva”. Realmente un 90 por 100 de nuestro trabajo se ciñe a lo apuntado: destruir. Es una verdadera lástima, pero es la pura realidad. Pues bien, dicho todo ello, hoy cambio radicalmente de tono. Gracias a Dios.

Expedientes de regulación de empleo imaginativos.

Nissan, Seat, Lladró, Sharp, Yamaha, Air Nostrum, Dogi, Caramelo, Torraspapel, Renault España, … ¿Qué tienen en común estas empresas aparte de que algunas de ellas operan en el mismo sector? Muy sencillo: son algunas de las muchas que han presentado durante los últimos ejercicios un expediente de regulación de empleo, bien de carácter extintivo o suspensión.