despido | Eduardo Ortega Figueiral

Archivos con la etiqueta ‘despido’

REVOCACIÓN DEL PERMISO DE TRABAJO: CONSECUENCIAS JURÍDICAS.

¿Qué sucede cuando a un trabajador extracomunitario con permiso de trabajo y residencia le es remitida una resolución administrativa revocándole o no renovándole el mismo durante la vigencia de un contrato de trabajo validamente formalizado?

Esta pregunta, amén de muy recurrente, ha generado un sinfín de sentencias contradictorias y teorías doctrinales diversas. Que si despido objetivo por ineptitud sobrevenida, que si despido disciplinario, que si suspensión del contrato mientras esa resolución no sea firme y otras análogas.

LA REFORMA Y TRAMITACIÓN DE LOS EXPEDIENTES DE REGULACIÓN DE EMPLEO (4ª parte)

4.- El Plan de Acompañamiento Social.-

1.- El Reglamento de los ERE se ocupa con extensión de este documento, obligatorio para empresas de 50 o más trabajadores.

2.- No se trata de una nueva documentación. Dicho Plan ya estaba previsto expresamente en el artículo 51 del ET y se ha venido exigiendo en la tramitación de los expedientes que nos ocupan. Lo que ha venido ocurriendo es que no existía ninguna normativa que la desarrollara específicamente, cosa que ahora no ocurre ya que la trata prolijamente el artículo 9º del Reglamento, y no se le daba la importancia y trascendencia que le da éste.

LA REFORMA Y TRAMITACIÓN DE LOS EXPEDIENTES DE REGULACIÓN DE EMPLEO (2ª parte)

II.- EN QUE SUPUESTOS DEBE TRAMITARSE UN ERE PARA EXTINGUIR CONTRATOS DE TRABAJO.-

1.- Planteamos esta temática porque los despidos laborales por causas económicas, productivas, organizativas o técnicas pueden realizarse bajo una doble fórmula, como ya hemos venido diciendo:

- A través de despidos objetivos por amortización de puestos de trabajo (que pueden ser individuales o plurales según afecte a uno o más puestos).

- Mediante la tramitación de un expediente de regulación de empleo (despidos colectivos).

2.- Deberán tramitarse a través de un ERE cuando los despidos, en un período de referencia de 90 días, afecten, al menos, a:

- 10 trabajadores en empresas de menos de 100 trabajadores.

- El 10% del total de trabajadores en empresas que ocupen entre 100 y 300 trabajadores.

- 30 trabajadores en empresas que ocupen a más de 300.

3.- Se traslada al Reglamento la norma contenida en el artículo 51,1 del ET: para la determinación de ese número o porcentaje se tendrán en cuenta, computando a tales efectos, las extinciones producidas en esos 90 días por decisión de la empresa por motivos no inherentes -voluntad o culpa- al trabajador, exceptuando la terminación de contratos temporales y siempre que el número de esas extinciones sean 5 ó más en el indicado período.

CAMARAS DE SEGURIDAD: ¿DÓNDE ESTÁ EL LIMITE?

Son muy recurrentes las consultas que los profesionales del ámbito laboral recibimos en relación a las posibilidades legales que tienen las Empresas, dentro de sus facultades de control y dirección, en relación a la posibilidad de instalar en sus centros de trabajo cámaras de seguridad y vigilancia.

Como cuestión preliminar siempre debemos dilucidar y discernir si tales medidas serán de adopción en lugares de tránsito o estancia general, como medida de vigilancia de la propia empresa, donde, ya adelantamos, no encontraríamos obstáculo legal alguno para tal implantación, o bien, tales medidas afectarían directamente al control sobre la actividad laboral de los trabajadores

CESES VOLUNTARIOS: POSIBILIDAD DE RETRACTACIÓN.

Hoy traigo nuevamente a colación el contenido de una reciente sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo por dos motivos fundamentales: en primer lugar, por la trascendencia que tiene, en sí misma considerada. En segundo, por tratarse de una materia que se da muy frecuentemente y habitualmente en el ámbito de las relaciones de trabajo.

Se trata de un cambio radical de criterio de dicho Tribunal sobre una cuestión que hasta el momento era pacífica y no provocaba dudas y que desde ahora puede convertirse en un nuevo elemento de controversia en el ámbito de las empresas -sin base ni fundamento, además, que la justifique. -

EXTINCIÓN DEL CONTRATO AL AMPARO DEL ART. 50 ET: nueva doctrina

Ya apuntábamos en uno de nuestros últimos artículos que en materia jurisprudencial siempre surge algún matiz o alguna cuestión que genera que cuestiones, en principio cerradas, se reabran y se generen nuevos criterios. Egoístamente y como abogado, ello debe ser motivo de alegría (sic) por cuanto de no ser así nuestro trabajo y labor cada día se reduciría más. Es broma.

Pues bien, la Sala de lo Social del TS se descuelga con un nuevo e interesante criterio en relación a la figura de la extinción de la relación laboral a instancias del trabajador por incumplimientos contractuales del empleador. En este caso por impagos salariales o retrasos continuados. Tal figura extintiva tiene su acomodo en el art. 50 del Estatuto de los Trabajadores. Es lo que se conoce popularmente como “auto despido.”

DESPIDOS EN I.T.: ¿se abre nuevamente la polémica?

Cuando creíamos que éste u otro tema estaba cerrado, siempre surge alguna Sentencia que efectuando una interpretación digamos que “especial”, reabre la polémica.

Hoy os hablo de un tema muy recurrente y que ha generado ríos de sentencias de todos los tipos, colores y sabores hasta que finalmente la Sala de lo Social del TS casó la doctrina. Me estoy refiriendo como indico en el título a los despidos de trabajadores sin causa justa encontrándose los mismos en situación de baja médica o incapacidad temporal (I.T.) Obviamente no me refiero a situaciones de baja vinculadas a embarazos, riesgos en el embarazo o similares pues en estos casos es el propio Estatuto de los Trabajadores el que expresamente reconoce como nulos estos despidos. Me vengo a referir a aquellos despidos disciplinarios o, incluso, objetivos de aquellas personas que reiteran bajas o que prolongan las mismas por dilatados períodos y que en un momento determinado la empresa decide extinguir su relación reconociendo, bien de entrada – lo más habitual – o posteriormente, la improcedencia de su decisión y por lo tanto del despido.

Absentistas profesionales: ¡menuda lacra!

La picaresca es una característica intrínseca de nuestra propia forma de ser y está muy arraigada en la cultura popular no tan sólo en nuestro país sino en muchos otros. El pícaro o aquél que a través de vías no siempre ortodoxas alcanza determinadas metas nos resulta “simpático”. Pero cuidado, cuando este tipo de actuaciones cuestan más de 652 millones de euros anuales a las empresas españolas la percepción debería cambiar 180 grados

A vueltas con el salario en especie.

Permitirme, antes de iniciar este nuevo artículo, desearos a todos unas muy felices fiestas y un prospero año nuevo. ¡¡¡¡ Espero que el 2011 nos traiga a todos más trabajo, suerte y, fundamentalmente, mucha salud!!!!

Iniciando, ahora sí, el tema que hoy propongo, indicar que el artículo 26 del Estatuto de los Trabajadores establece la consideración de salario a la totalidad de las percepciones económicas de los trabajadores, en dinero o en especie, por la prestación profesional de los servicios laborales. Por lo que respecta al denominado salario en especie, éste no podrá superar el 30 por 100 de las percepciones salariales

FLEXISEGURIDAD

Entre las demandas de flexibilidad de las relaciones laborales reclamadas desde las patronales y las necesidades de seguridad requeridas por los trabajadores, la UE postula un nuevo término clave para nuestros mercados laborales. Este no es otro que la “flexiseguridad.” ¿Qué significa ese extraño vocablo? Sus promotores lo definen como una política de empleo y protección social basada en tres pilares: mayor facilidad para la contratación y despido de los trabajadores, mayor protección social para los desempleados y establecimiento de un régimen de derechos y deberes para éstos. Se pretende armonizar formas de trabajo flexibles con amplias garantías de protección social. La “flexiseguridad” viene a proponer no tener que elegir entre flexibilidad o seguridad.