Archivos con la etiqueta ‘Convenio’

LA REFORMA DE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA: PRINCIPALES MODIFICACIONES Y NOVEDADES INTRODUCIDAS POR EL REAL DECRETO-LEY 7/2011, DE 10 DE JUNIO. ( y 3ª parte)

4.- Prioridad de los convenios de empresa:

4.1.- La nueva normativa -y esto sí es una novedad importante- establece que el contenido de un convenio de empresa tiene prioridad sobre el de los convenios de ámbito superior –provincial, de Comunidad Autónoma o nacional – en materias relevantísimas: cuantía del salario base y de los complementos salariales; abono o compensación de las horas extras; retribución específica de los trabajadores “a turnos”; horario y distribución del tiempo de trabajo; vacaciones; la adaptación al ámbito empresarial del sistema de clasificación profesional de los trabajadores; la adaptación de los aspectos de las modalidades de contratación o las medidas para favorecer la conciliación entre la vida laboral, familiar y personal.

¿QUÉ SUCEDE CON LOS CONVENIOS?

Mientras los agentes sociales continúan con sus disquisiciones sobre las reformas a desarrollar en el ámbito de la negociación colectiva, de las cuales ya me hacía eco y comentaba en anteriores artículos, permítanme centrarme hoy en el día a día de las empresas y de los convenios colectivos que se han ido cerrando o suscribiendo durante el primer trimestre de 2011. Es decir, la real y práctica negociación entre los verdaderos protagonistas de las relaciones laborales.

En primer lugar es sorprendente que entre enero y marzo del presente año sólo se hayan negociado y formalizado un total de 1.462 acuerdos que vinculan a un total de 2.700.000 trabajadores. Y ello es sorprendente, como apuntábamos, por el hecho de que en ese mismo período del 2009, a los inicios de la crisis económica que todavía nos atenaza, por estas mismas fechas ya se habían cerrado un total de 2.811 convenios que afectaban a 6.200.000 trabajadores.

NEGOCIACIÓN COLECTIVA: ¿QUO VADIS? (1ª parte)

Ejemplo práctico: El Convenio de la Industria Siderometalúrgica de la provincia de Barcelona, el cual se negoció allá por el 2007, es decir, antes de que se iniciara “oficialmente” la crisis económica que nos atenaza, estableció en ese momento los incrementos salariales para todos los años de su vigencia. Concretamente desde el citado 2007 a diciembre de 2012. Seis “añazos” ni más ni menos. Seis “añazos” en los que España, al igual que otros muchos países de nuestro entorno, ha pasado de “atar los perros con longanizas” a estar sumida en una de las peores depresiones de su historia.