Contrato temporal | Eduardo Ortega Figueiral

Archivos con la etiqueta ‘Contrato temporal’

EL REAL DECRETO LEY 16/2013, DE 20 DE DICIEMBRE, DE MEDIDAS PARA FAVORECER LA CONTRATACIÓN ESTABLE Y MEJORAR LA EMPLEABILIDAD DE LOS TRABAJADORES: PRINCIPALES NOVEDADES.

En el BOE nº 305, del pasado sábado 21 de diciembre, quedó publicado el Real Decreto-Ley 16/2013, de 20 diciembre -en adelante RDL- que entró en vigor ayer, día 22.

Tal y como expresamente se reconoce en su Exposición de Motivos, nos encontramos ante un conjunto de “ajustes menores” en la normativa laboral cuyo hilo conductor es potenciar la contratación estable y la empleabilidad de los trabajadores.

Uno de los grandes olvidados de la reforma laboral de 2012 fue el contrato a tiempo parcial. Pues bien este RDL lo aborda en profundidad modificando su regulación para dotarlo de mayor flexibilidad e incentivar, de este modo, su formalización. Según el Eurostat, en España, en 2012, sólo el 14,6 por 100 de los trabajadores estaba contratado a tiempo parcial frente a una media del 20,9 por 100 en la zona euro. Podemos afirmar que tras estas modificaciones más que contrato a tiempo parcial esta modalidad prácticamente debería denominase “contratación por horas” por todo lo que a continuación expondremos.

Adicionalmente a la reforma de esta modalidad contractual, también se introducen novedades en la flexibilidad de la jornada y su distribución irregular, contratación en prácticas y para la formación, se amplían las posibilidades de formalizar el contrato para los emprendedores o las reducciones de jornada por guarda legal, entre otras cuestiones.

LA LEY 11/2013, DE 26 DE JULIO, DE MEDIDAS DE APOYO AL EMPRENDEDOR Y DE ESTIMULO DEL CRECIMIENTO Y DE LA CREACIÓN DE EMPLEO: RESUMEN DE LAS PRINCIPALES NOVEDADES EN EL ÁMBITO LABORAL Y DE LA SEGURIDAD SOCIAL.

El pasado 27.07.13 se publicó en el BOE nº 179, la Ley 11/2013, de 26 de julio, en el que se abordan múltiples medidas en muy diversos ámbitos – laboral, Seguridad Social, fiscal o financiero – tendentes a mejorar problemas estructurales agravados por la actual crisis y potenciar el crecimiento económico de autónomos y empresas. Su entrada en vigor se produjo al día siguiente de su publicación. Es decir, el 28.07.13.

A continuación desarrollaremos, a modo de notas de urgencia, un resumen de las principales novedades que la indicada norma aporta a nuestro ordenamiento tanto en materia estrictamente laboral como de la Seguridad Social.

Contratación temporal: qué se puede y qué no se puede hacer hoy.

Tras la publicación del peculiar, por llamarlo de algún modo, RDL 10/2011, de 26.08, he podido advertir, tanto por las muchos comentarios que siguieron a los dos artículos que publique en este blog como por las innumerables consultas que me han sido efectuadas en mi asesoramiento diario a empresas, que el mismo ha generado una gran confusión especialmente por lo que respecta a la duración de los contratos temporales, me refiero en este momento a los más utilizados – eventual y obra y servicio – y a la suspensión temporal del art. 15.5 ET.

En atención a esas reiteradas y recurrentes dudas y, adicionalmente, como consecuencia de advertir que los dos artículos indicados se encuentran entre los cinco más leídos de todos los artículos publicados en “blog canal profesional”, a fecha de hoy un total de 256, he creído oportuno, un poco “por demanda popular”, reincidir en el tema y realizar una especie de decálogo sobre lo que procede y no procede realizar en este ámbito.

Carta a los Reyes Magos (en septiembre.)

Hace escasas fechas se publicaba una separata especial en el diario económico EXPANSIÓN con motivo de las próximas elecciones generales a celebrar el próximo 20-N (aunque cada vez nos acordemos menos … ¿no podrían haber escogido otra fecha menos “significada”?) La misma llevaba un muy sugerente título: “50 MEDIDAS PARA LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA.” Así, de manera más o menos telegráfica se aportaban ideas en todos los ámbitos económicos y sociales, desde medidas fiscales, pasando por actuaciones en las administraciones públicas, en los mercados financieros, en la sanidad, en la educación, en la justicia, etc. … con el claro objetivo de abrir un debate y tratar de que las mismas nos ayuden a salir de la crisis estructural en la que nos hayamos inmersos y, en muchos casos, hasta resignados.

REAL DECRETO-LEY 10/2011, DE 26 DE AGOSTO, DE MEDIDAS URGENTES PARA LA PROMOCION DEL EMPLEO DE LOS JOVENES, EL FOMENTO DE LA ESTABILIDAD EN EL EMPLEO Y EL MANTENIMIENTO DEL PROGRAMA DE RECUALIFICACION PROFESIONAL DE LAS PERSONAS QUE AGOTEN SU PROTECCION POR DESEMPLEO: COMENTARIOS A LA NORMA (1ª parte.)

En el BOE nº 208 del pasado 30.08.11, se publica el Real Decreto-Ley 10/2011, de 26 de Agosto (en adelante RDL), cuya entrada en vigor se produce, con carácter general, el 31.08.2011.

Sorpresivamente y si hace menos de un año uno de los estandartes de la Ley 35/2010, de 17 de septiembre, de medidas urgentes para la reforma del mercado de trabajo, la popularmente conocida como última “reforma laboral”, era la lucha contra la dualidad de nuestro mercado de trabajo promoviendo la estabilidad en el empleo, es decir, la contratación indefinida, ahora y a tenor de los ratios en los que se mueve el desempleo en nuestro país, especialmente entre el colectivo de jóvenes, este RDL viene a potenciar todo lo contrario. Es decir, la contratación temporal a través de un nuevo contrato de “formación y aprendizaje” así como eliminando restricciones y limites a la concatenación de contratos temporales.

Es decir, a palabras del actual Ministro de Trabajo, dada la actual situación lo que importa es la contratación aunque sea temporal. Los vaivenes de nuestros gobernantes son ya de nota.

REFLEXIONES LABORALES

Marzo 2011. En el momento en que estén leyendo esta tribuna habrán pasado ya, aproximadamente, seis meses desde que la reforma laboral, desarrollada en la Ley 35/2010, entró en vigor. Realmente hace más tiempo, con matices, que aquélla viene siendo operativa pues la misma proviene del Real Decreto-Ley que en junio de 2010 el Gobierno unilateralmente promulgó ante la constatada imposibilidad, en aquél momento, de que los agentes sociales alcanzaran acuerdo alguno al respecto en esta materia. Recordar que ello fue el detonante de la huelga general promovida por los sindicatos mayoritarios y que se llevó a cabo a finales de septiembre de ese año.

Sobre la contratación temporal y el finiquito

Hoy traigo a colación una muy interesante, y recurrente por el tema, sentencia del Tribunal Supremo en Unificación de Doctrina que recientemente ha sido dictada. La misma viene a abordar el valor liberatorio de los documentos de saldo y finiquito formalizados por los trabajadores a la finalización de sus contratos temporales.