Archivos con la etiqueta ‘contrato indefinido’

Las claves de la nueva reforma laboral

Como notas de urgencia y sin conocer todavía la siempre importante, y mucho más en un supuesto como el presente, “letra pequeña” os adelanto ya los principales aspectos de la reforma laboral aprobada hoy por el Consejo de Ministros.

Indicar de entrada que podemos considerarla como una verdadera reforma laboral y no el conjunto de parches que hemos venido sufriendo últimamente. Se podrá estar de acuerdo o no con la misma pero nadie puede dudar que “es de calado” y relevancia.” Sin más una reforma laboral no va a generar empleo de forma automática pero si puede generar confianza en las empresas ante la apertura y flexibilización que se aprecia, por fín, en nuestro encorsetado mercado laboral.

Aquí van:

Contratación temporal: qué se puede y qué no se puede hacer hoy.

Tras la publicación del peculiar, por llamarlo de algún modo, RDL 10/2011, de 26.08, he podido advertir, tanto por las muchos comentarios que siguieron a los dos artículos que publique en este blog como por las innumerables consultas que me han sido efectuadas en mi asesoramiento diario a empresas, que el mismo ha generado una gran confusión especialmente por lo que respecta a la duración de los contratos temporales, me refiero en este momento a los más utilizados – eventual y obra y servicio – y a la suspensión temporal del art. 15.5 ET.

En atención a esas reiteradas y recurrentes dudas y, adicionalmente, como consecuencia de advertir que los dos artículos indicados se encuentran entre los cinco más leídos de todos los artículos publicados en “blog canal profesional”, a fecha de hoy un total de 256, he creído oportuno, un poco “por demanda popular”, reincidir en el tema y realizar una especie de decálogo sobre lo que procede y no procede realizar en este ámbito.

Carta a los Reyes Magos (en septiembre.)

Hace escasas fechas se publicaba una separata especial en el diario económico EXPANSIÓN con motivo de las próximas elecciones generales a celebrar el próximo 20-N (aunque cada vez nos acordemos menos … ¿no podrían haber escogido otra fecha menos “significada”?) La misma llevaba un muy sugerente título: “50 MEDIDAS PARA LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA.” Así, de manera más o menos telegráfica se aportaban ideas en todos los ámbitos económicos y sociales, desde medidas fiscales, pasando por actuaciones en las administraciones públicas, en los mercados financieros, en la sanidad, en la educación, en la justicia, etc. … con el claro objetivo de abrir un debate y tratar de que las mismas nos ayuden a salir de la crisis estructural en la que nos hayamos inmersos y, en muchos casos, hasta resignados.

REAL DECRETO-LEY 10/2011, DE 26 DE AGOSTO, DE MEDIDAS URGENTES PARA LA PROMOCION DEL EMPLEO DE LOS JOVENES, EL FOMENTO DE LA ESTABILIDAD EN EL EMPLEO Y EL MANTENIMIENTO DEL PROGRAMA DE RECUALIFICACION PROFESIONAL DE LAS PERSONAS QUE AGOTEN SU PROTECCION POR DESEMPLEO: COMENTARIOS A LA NORMA.(y 2ª parte)

2.- Medidas de Fomento de la Contratación.-

2.1.- Suspensión temporal del art. 15.5 ET.-

Como se recordará el art. 15.5 del ET venía a establecer una limitación temporal a la concatenación de contratos temporales, básicamente de obra y servicio y eventuales por circunstancias de la producción.

De forma resumida dicho precepto indicaba que los trabajadores que en un período de 30 meses hubieran estado contratados, durante un plazo superior a 24 meses, a través de dos o más contratos temporales para el mismo o distinto puesto, adquirirían automáticamente la condición de trabajadores fijos.

Pues bien, el RDL suspende la aplicación de dicho artículo durante los dos años siguientes a la entrada en vigor de dicha norma. Es decir desde el 31.08.11 al 30.08.13.

EXCEDENCIAS VOLUNTARIAS: REINGRESO DEL TRABAJADOR

La flexibilidad con la que se regulan actualmente las excedencias voluntarias -su duración puede ser, a criterio del trabajador/a, desde 4 meses a 5 años según el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores (ET)-, hace que éstas sean relativamente frecuentes.

Aparte de que las empresas no pueden oponerse a tales excedencias cuando concurran los requisitos establecidos para tener derecho a las mismas -un solo año de antigüedad en la empresa-, actualmente, por haberse reducido tanto las actividades empresariales como consecuencia de la crisis, las peticiones de excedencia no suelen producir perjuicios a las empresas sino todo lo contrario, suponiendo, en la práctica, casi siempre una reducción de los costos salariales y de Seguridad Social.

El problema aparece en el momento en el que el trabajador solicita, al terminarse la excedencia, la reincorporación a su puesto de trabajo, manteniéndose baja la actividad empresarial

ESTADO DE ALARMA NACIONAL

¿Qué puede generar mayor alarma en un país, más allá de las catástrofes naturales imprevisibles, que el hecho de que el 45 por 100 de sus jóvenes menores de 25 años no encuentren empleo? Una generación entera, realmente muy preparada, se está echando totalmente a perder. ¿Hay algo más grave que eso en un país civilizado? Sinceramente me cuesta pensar en algo peor por todo lo que conlleva tanto ahora como en el futuro.

Este dato, recogido en la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2011, al igual que el resto de indicadores, ya no es que sea pésimos sino que hace que se acaben los adjetivos para calificar una situación que se reitera desde hace ya excesivo tiempo sin absolutamente nadie que ponga remedio. Gravísimo. Nuevamente este fin de semana hemos tenido el “honor” de ser portada en el “Financial Times”, al alcanzar ya tasas de desempleo que triplican la de otros estados de la Unión Europea y duplican la media de nuestros vecinos. Tasas que no se veían desde hace más de catorce años a pesar de “reformas laborales” (sic) y otras medidas que ha tratado de implementar un Gobierno totalmente desbordado por una situación que le ha ultrapasado y que en realidad, no sabe cómo afrontar.