Archivos con la etiqueta ‘comité de empresa’

Control empresarial: ¿dónde está el límite?

Hace escasos días se publicó un artículo en “La Vanguardia” que me gustaría compartir con vosotros – así hoy no hablo hoy del paro la crisis y todo eso pues uno está muy hartito.-

Pues bien el título del artículo era el siguiente: “Trabajo pide a Schlinder – empresa de instalación y control de ascensores y escaleras mecánicas – que deje de controlar a sus operarios con un chip.” Al parecer, según la información publicada, la empresa ha instalado un dispositivo denominado “acelerómetro” – vaya nombrecito – en el teléfono móvil de sus operarios del servicio técnico y, por lo tanto, encargados de acudir a averías o similares, que detecta el movimiento de los mismos emitiendo un sonido y efectuando una llamada automática a la central de la empresa si no detecta movimiento durante dos minutos.

LA REFORMA Y TRAMITACIÓN DE LOS EXPEDIENTES DE REGULACIÓN DE EMPLEO (2ª parte)

II.- EN QUE SUPUESTOS DEBE TRAMITARSE UN ERE PARA EXTINGUIR CONTRATOS DE TRABAJO.-

1.- Planteamos esta temática porque los despidos laborales por causas económicas, productivas, organizativas o técnicas pueden realizarse bajo una doble fórmula, como ya hemos venido diciendo:

– A través de despidos objetivos por amortización de puestos de trabajo (que pueden ser individuales o plurales según afecte a uno o más puestos).

– Mediante la tramitación de un expediente de regulación de empleo (despidos colectivos).

2.- Deberán tramitarse a través de un ERE cuando los despidos, en un período de referencia de 90 días, afecten, al menos, a:

– 10 trabajadores en empresas de menos de 100 trabajadores.

– El 10% del total de trabajadores en empresas que ocupen entre 100 y 300 trabajadores.

– 30 trabajadores en empresas que ocupen a más de 300.

3.- Se traslada al Reglamento la norma contenida en el artículo 51,1 del ET: para la determinación de ese número o porcentaje se tendrán en cuenta, computando a tales efectos, las extinciones producidas en esos 90 días por decisión de la empresa por motivos no inherentes -voluntad o culpa- al trabajador, exceptuando la terminación de contratos temporales y siempre que el número de esas extinciones sean 5 ó más en el indicado período.