Archivos con la etiqueta ‘ayuda’

Prácticas “no laborales.”

Uno de los últimos reales decretos que hemos heredado del actual Gobierno en funciones en el ámbito laboral se publicó el pasado 18 de noviembre en el BOE. Concretamente éste es el RD 1543/2011, de 31 de octubre, por el que se regulan las prácticas no laborales en empresas y cuya entrada en vigor se produjo el pasado día 19.

Con el muy loable objetivo de favorecer la entrada en el mundo laboral de jóvenes desempleados sin, o con escasa, experiencia profesional, se genera esta nueva figura “hibrida” entre los becarios y la relación laboral ordinaria. Recordar que esta figura no es equiparable a la relación laboral “en prácticas” cuya regulación subsiste sin modificación de tipo alguno.

REAL DECRETO-LEY 10/2011, DE 26 DE AGOSTO, DE MEDIDAS URGENTES PARA LA PROMOCION DEL EMPLEO DE LOS JOVENES, EL FOMENTO DE LA ESTABILIDAD EN EL EMPLEO Y EL MANTENIMIENTO DEL PROGRAMA DE RECUALIFICACION PROFESIONAL DE LAS PERSONAS QUE AGOTEN SU PROTECCION POR DESEMPLEO: COMENTARIOS A LA NORMA.(y 2ª parte)

2.- Medidas de Fomento de la Contratación.-

2.1.- Suspensión temporal del art. 15.5 ET.-

Como se recordará el art. 15.5 del ET venía a establecer una limitación temporal a la concatenación de contratos temporales, básicamente de obra y servicio y eventuales por circunstancias de la producción.

De forma resumida dicho precepto indicaba que los trabajadores que en un período de 30 meses hubieran estado contratados, durante un plazo superior a 24 meses, a través de dos o más contratos temporales para el mismo o distinto puesto, adquirirían automáticamente la condición de trabajadores fijos.

Pues bien, el RDL suspende la aplicación de dicho artículo durante los dos años siguientes a la entrada en vigor de dicha norma. Es decir desde el 31.08.11 al 30.08.13.

Responsabilidad social corporativa.

Un viejo dicho nos recuerda que muchas veces lo urgente no nos deja ver lo realmente importante. ¿A qué me vengo a referir? Muy sencillo: en el mundo de los recursos humanos, y aunque hoy no lo parezca, hay mucho más que los contratos, las altas y las bajas en Seguridad Social, las negociaciones de convenios colectivos, los despidos o los expedientes de regulación de empleo. Es importante recordar, precisamente en estos momentos, que hay muchas empresas que tratan de mantener o aplicar políticas socialmente responsables ya no sólo para con sus empleados sino para y en beneficio de la comunidad que rodea a esa entidad. Estas son las empresas socialmente responsables. Es decir “las buenas empresas” en el sentido más amplio de la acepción.