REAL DECRETO 637/2014, DE 25 DE JULIO: REGLAMENTO GENERAL SOBRE COTIZACIÓN Y LIQUIDACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL.

Nuevamente otro sábado, en este caso el 26 de julio, -y van unos cuantos- “amanece” con novedades laborales y de la Seguridad Social, si bien en este caso algo ya esperado.

 En este caso en el BOE nº 181 del indicado día se publica el Real Decreto 637/2014, de 25 de julio, que viene a modificar el artículo 23 del Reglamento General sobre cotización y liquidación de otros derechos de la Seguridad Social, que establece los conceptos incluidos y excluidos de la base de cotización a la Seguridad Social. Su entrada en vigor se produjo el pasado 27 de julio.

 Ese artículo se ha debido adaptar a las modificaciones que se han producido en el artículo 109 de la Ley General de la Seguridad Social por los Reales Decretos Leyes 20/2012 y 16/2013 y que ya comentábamos en nuestras Gacetas de Información Laboral nº 1 y 5 del presente año. De ahí que al inicio nos referíamos a que esta nueva norma era “algo ya esperado.” Por lo tanto este Real Decreto viene a dar cumplimiento a las previsiones contenidas en las indicadas normas.

En su Disposición Final Primera nuevamente se viene a ampliar el plazo, en este caso hasta el 30 de septiembre de este año, para la liquidación e ingreso de la cotización correspondiente a las mensualidades entre diciembre de 2013 y julio de 2014. 

Este Real Decreto -denominémoslo Reglamento- determina los conceptos retributivos que conforman la base de cotización y establece las reglas oportunas para la determinación de la valoración de las percepciones, tanto dinerarias como en especie, que han de incluirse en la base de cotización.

A continuación un breve resumen de las cuestiones más relevantes relativas tanto a los  conceptos incluidos y excluidos -cada vez menos- de la base de cotización como a la apuntada valoración de los mismos:

1.- Conceptos incluidos en la base de cotización a la Seguridad Social:

Como percepciones dinerarias se contemplan, entre otras, la entrega al trabajador de importes en metálico, vales o cheques de cualquier tipo para que éste adquiera bienes, derechos o servicios; el importe de las acciones o participaciones entregadas por los empresarios; el de las primas o cuotas satisfechas a entidades aseguradoras para la cobertura de sus trabajadores, y el de las contribuciones satisfechas a planes de pensiones, que se integrarán en la base de cotización por la totalidad de su importe.

Por su parte las percepciones en especie se valorarán por el coste medio que suponga para el empresario la entrega del bien, derecho o servicio, salvo en los cuatro siguientes supuestos.

i.  La prestación de determinadas enseñanzas y servicios educativos por centros educativos autorizados a los hijos de sus empleados, con carácter gratuito o por precio inferior al normal de mercado, cuya valoración vendrá determinada por el coste marginal que suponga a esos centros la prestación de tal servicio, considerando dicho coste como el incremento del coste total directamente imputable a la prestación que suponga para el centro educativo un servicio de educación para un alumno adicional del tipo de enseñanza que corresponda.

ii. Esta misma valoración por coste marginal será aplicable a la prestación por medios propios del empresario del servicio de guardería para los hijos de sus empleados.

iii. La utilización de una vivienda, propiedad o no del empresario, o la utilización o entrega de vehículos automóviles, cuya valoración se efectuará en los términos ya previstos en la normativa fiscal, con lo cual en la práctica no se producen cambios respecto a la legislación anterior.

iv. Los préstamos concedidos a los trabajadores con tipos de interés inferiores al legal del dinero, que se valorarán por la diferencia entre el interés pagado y el referido interés legal vigente en el respectivo ejercicio económico, en línea con la regulación establecida en el artículo 43 de la Ley del IRPF, con lo cual en la práctica tampoco se producen cambios respecto de la legislación anterior.

 

2.- Conceptos excluidos de la base de cotización a la Seguridad Social

Únicamente no se computarán en la base de cotización los siguientes conceptos

i.  Los gastos de manutención y estancia, así como los gastos de locomoción, cuando correspondan a desplazamientos del trabajador fuera de su centro habitual de trabajo para realizar el mismo en lugar distinto, en los términos establecidos en la normativa fiscal.

ii. Las indemnizaciones por fallecimiento y las correspondientes a traslados, suspensiones, despidos y ceses, en los términos previstos en el artículo 109.2.c) del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

iii.  Las prestaciones de la Seguridad Social y las mejoras de las prestaciones por incapacidad temporal concedidas por las empresas.

iv.  Las asignaciones destinadas a satisfacer gastos de estudios del trabajador dispuestos por instituciones, empresarios o empleadores y financiados directamente por ellos para la actualización, capacitación o reciclaje de su personal, cuando vengan exigidos por el desarrollo de sus actividades o las características de los puestos de trabajo.

1 Comentario | Leído 2289 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Un comentario en “REAL DECRETO 637/2014, DE 25 DE JULIO: REGLAMENTO GENERAL SOBRE COTIZACIÓN Y LIQUIDACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL.”

  1. pedro dice:

    Hola:
    Como bien sabes muchos convenios colectivos incluyen en su articulado la obligacion de las empresa de concertar un seguro que cubra una indemnizacion por el fallecimiento o la invalidez de los trabajadores.
    Deberiamos cotizar por ellos ?
    gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *