RD-L 4/2013, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo: principales novedades en el ámbito laboral y de la S.S.

En el BOE nº 407 del pasado sábado 23 de febrero de 2013, se publicó el Real Decreto-Ley 4/2013, de 22 de febrero, cuya entrada en vigor se ha producido el día 24 de febrero.

A modo de notas urgentes, y con independencia de un ulterior desarrollo más pausado de alguna de las novedades que incorpora esta nueva norma, a continuación destacamos las cuestiones más relevantes en el ámbito laboral  y de la seguridad social. Para una sistemática adecuada vamos a seguir el mismo orden de exposición que se recoge en el propio Real Decreto-Ley:

I. Fomento del emprendimiento y el autoempleo

I.1. Cotización ala Seguridad Socialaplicable a los jóvenes trabajadores por cuenta propia 

a) A los trabajadores por cuenta propia, incorporados al RETA a partir de la entrada en vigor del Estatuto del Trabajo Autónomo menores de 30 años de edad, o menores de 35 años en el caso de mujeres, se les aplicará sobre la cuota por contingencias comunes que corresponda, una reducción durante los 15 meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta, equivalente al 30% de la cuota que resulte de aplicar sobre la base mínima -858,60€/mes-, el tipo mínimo de cotización vigente en cada momento, y una bonificación, en los 15 meses siguientes a la finalización del período de reducción, de igual cuantía que ésta.

b) Alternativamente al sistema de reducciones desarrollado en el apartado anterior, los trabajadores por cuenta propia que tengan menos de 30 años de edad y que causen alta inicial o que no hubieran estado en situación de alta en los 5 años inmediatamente anteriores en el RETA,  podrán aplicarse las siguientes reducciones y bonificaciones sobre la cuota por contingencias comunes, excepto en la incapacidad temporal, resultante de aplicar a la base mínima el tipo mínimo de cotización vigente en cada momento, por un período máximo de 30 meses, según la siguiente escala:

b.1. Una reducción equivalente al 80% de la cuota durante los 6 meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta.

b.2. Una reducción equivalente al 50% de la cuota durante los 6 meses siguientes al período señalado en el apartado I.

b.3. Una reducción equivalente al 30% de la cuota durante los 3 meses siguientes al período señalado en el apartado II.

b.4. Una bonificación equivalente al 30% de la cuota en los 15 meses siguientes a la finalización del período de reducción.

Lo previsto en el presente apartado no resultará de aplicación a los trabajadores por cuenta propia que empleen trabajadores por cuenta ajena.

I.2. Posibilidad de compatibilizar la percepción de la prestación por desempleo con el trabajo por cuenta propia cuando lo establezcan los programas de fomento al empleo

Cuando así lo establezca algún programa de fomento al empleo destinado a colectivos con mayor dificultad de inserción en el mercado de trabajo, se podrá compatibilizar la percepción de la prestación por desempleo pendiente de percibir con el trabajo por cuenta propia, en cuyo caso la entidad gestora podrá abonar al trabajador el importe mensual de la prestación en la cuantía y duración que se determinen, sin incluir la cotización a la Seguridad Social.

I.3. Compatibilización por los menores de 30 años de la percepción de la prestación por desempleo con el inicio de una actividad por cuenta propia

Los beneficiarios de la prestación por desempleo de nivel contributivo menores de 30 años que se constituyan como trabajadores por cuenta propia, podrán compatibilizar la percepción mensual de la prestación que les corresponda con el trabajo autónomo, por un máximo de 270 días, o por el tiempo inferior pendiente de percibir.

I.4. Ampliación de las posibilidades de aplicación de la capitalización de la prestación por desempleo

Tras la entrada en vigor del Real Decreto-Ley  se amplían las posibilidades de capitalizar las prestaciones por desempleo. A continuación desarrollamos cómo quedan las distintas opciones vigentes a fecha de la presente:

a) Los beneficiarios de la prestación por desempleo de nivel contributivo que pretendan constituirse como trabajadores autónomos y no se trate de personas con discapacidad igual o superior al 33%.

b) Los beneficiarios de la prestación por desempleo de nivel contributivo menores de treinta años, cuando capitalicen la prestación para destinar hasta el 100% de su importe a realizar una aportación al capital social de una entidad mercantil de nueva constitución o constituida en un plazo máximo de doce meses anteriores a la aportación, siempre que desarrollen una actividad profesional o laboral de carácter indefinido respecto a la misma, e independientemente del Régimen de la Seguridad Socialen el que estén encuadrados.

c) Para las personas que realicen una actividad por cuenta ajena de carácter indefinido, ésta deberá mantenerse por un mínimo de 18 meses.

I.5. Suspensión y reanudación del cobro de la prestación por desempleo tras realizar una actividad por cuenta propia

Se establece, como novedad, la posibilidad, de que los menores de 30 años que causen alta inicial en el RETA puedan suspender la percepción de sus prestaciones por desempleo para posteriormente reanudarlas, si llevan a cabo una prestación de servicios por cuenta propia de período inferior a 60 meses.

II.  Estímulos a la contratación

En relación a las medidas que vamos a desarrollar en este apartado, se establece que su vigencia se mantendrá hasta que la tasa de desempleo en nuestro país se sitúe por debajo del 15%. Recordar que en la actualidad dicha tasa se sitúa cercana al 27%.

II.1. Incentivos a la contratación a tiempo parcial con vinculación formativa

a) Las empresas, incluidos los trabajadores autónomos, que celebren  contratos a tiempo parcial con vinculación  formativa con  jóvenes desempleados menores de treinta  años tendrán derecho, durante un máximo de doce meses, a una reducción de la cuota empresarial a  la  Seguridad Socialpor contingencias  comunes correspondiente al trabajador contratado, del 100% en el caso de que el contrato se suscriba por empresas cuya plantilla sea inferior a 250 personas, o del 75%, en el supuesto de que la empresa contratante tenga una plantilla igual o superior a esa cifra.

b)  Este incentivo podrá ser prorrogado por otros doce meses, siempre que el trabajador continúe compatibilizando el empleo con la formación, o la haya cursado en los seis meses previos a la finalización del periodo a que se refiere el apartado anterior.

c)  Los trabajadores deberán cumplir alguno de los siguientes requisitos:

c.i. No tener experiencia laboral o que ésta sea inferior a tres meses.

c.ii.Proceder de otro sector de actividad.

c.iii. Ser desempleado y estar inscrito ininterrumpidamente en la oficina de empleo al menos doce meses durante los dieciocho anteriores a la contratación.

d)  Los trabajadores deberán compatibilizar el empleo con la formación o justificar haberla cursado en los seis meses previos a la celebración del contrato.

e)  La formación, no teniendo que estar vinculada específicamente al puesto de trabajo objeto del contrato, podrá ser:

e.i. Formación acreditable oficial o promovida por los Servicios Públicos de Empleo.

e.ii. Formación en idiomas o tecnologías de la información y la comunicación de una duración mínima de 90 horas en cómputo anual.

f) Para la aplicación de esta medida, el contrato podrá celebrarse por tiempo indefinido o por duración determinada.

g) La jornada pactada no podrá ser superior al 50% de la correspondiente a un trabajador a tiempo completo comparable.

h) Para poder acogerse a esta medida, las empresas, incluidos los trabajadores autónomos, deberán no haber adoptado, en los seis meses anteriores a la celebración del contrato, decisiones extintivas improcedentes. La limitación afectará únicamente a las extinciones producidas con posterioridad a la entrada en vigor de este Real Decreto-Ley, y para la cobertura de aquellos puestos de trabajo del  mismo grupo profesional que los afectados por la extinción y para el mismo centro o centros de trabajo.

i) Para la aplicación de los beneficios, la empresa deberá mantener el nivel de empleo alcanzado con este contrato durante, al menos, un periodo equivalente a la duración de dicho contrato con un máximo de doce meses desde su celebración. En caso de incumplimiento de esta obligación se deberá proceder al reintegro de los incentivos.

II.2. Contratación indefinida de un joven por microempresas y empresarios autónomos

a) Las empresas, incluidos los trabajadores autónomos, que contraten de manera indefinida, a tiempo completo o parcial, a un joven desempleado menor de treinta años tendrán derecho a una reducción del 100 por cien de la cuota empresarial ala Seguridad Socialpor contingencias comunes correspondiente al trabajador contratado durante el primer año de contrato.

b) Para poder acogerse a esta medida, las empresas, incluidos los trabajadores autónomos, deberán reunir los siguientes requisitos:

b.i. Tener, en el momento de la celebración del contrato, una plantilla igual o inferior a nueve trabajadores.

b.ii. No haber tenido ningún vínculo laboral anterior con el trabajador.

b.iii. No haber adoptado, en los seis meses anteriores a la celebración del contrato, decisiones extintivas improcedentes. La limitación afectará únicamente a las extinciones producidas con posterioridad a la entrada en vigor de este Real Decreto-Ley, y para la cobertura de aquellos puestos de trabajo del mismo grupo profesional que los afectados por la extinción y para el mismo centro o centros de trabajo.

b.iv.No haber celebrado con anterioridad otro contrato de esta misma naturaleza.

c) Las reducciones previstas  no se aplicará en los siguientes supuestos:

c.i. Cuando el contrato se concierte con arreglo al artículo 4 de la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral. (Contrato “de emprendedores”).

c.ii. Cuando el contrato sea para trabajos fijos discontinuos, de acuerdo con el artículo 15.8 del Estatuto de los Trabajadores.

c.iii. Cuando se trate de contratos indefinidos incluidos en el artículo 2 de la Ley 43/2006, de 29 de diciembre.

d) Los beneficios a que se refiere el apartado a, sólo se aplicarán respecto a un contrato.

e) Para la aplicación de los beneficios, la empresa deberá mantener en el empleo al trabajador contratado al menos dieciocho meses desde la fecha de inicio de la relación laboral, salvo que el contrato se extinga por causa no imputable al empresario o por resolución durante el periodo de prueba.

f) Asimismo, deberá mantener el nivel de empleo en la empresa alcanzado con el contrato a que se refiere este artículo durante, al menos, un año desde la celebración del contrato. En caso de incumplimiento de estas obligaciones se deberá proceder al reintegro de los incentivos.

II.3. Incentivos a la contratación en nuevos proyectos de emprendimiento joven

a) Tendrán derecho a una reducción del 100% de la cuota empresarial de la Seguridad Socialdurante los doce meses siguientes a la contratación los trabajadores por cuenta propia menores treinta años, y sin trabajadores asalariados, que desde la entrada en vigor de este Real Decreto-Ley contraten por primera vez, de forma indefinida, mediante un contrato de trabajo a tiempo completo o parcial, a personas desempleadas de edad igual o superior a cuarenta y cinco años, inscritas ininterrumpidamente como desempleadas en la oficina de empleo al menos durante doce meses en los dieciocho meses anteriores a la contratación o que resulten beneficiarios del programa de recualificación profesional de las personas que agoten su protección por desempleo.

b) Para la aplicación de los beneficios contemplados para esta modalidad, se deberá mantener en el empleo al trabajador contratado, al menos, dieciocho meses desde la fecha de inicio de la relación laboral, salvo que el contrato se extinga por causa no imputable al empresario o por resolución durante el periodo de prueba.

II.4. Contrato “primer empleo joven”

a) Las empresas, cualquiera que sea su tamaño y número de trabajadores, podrán celebrar contratos temporales con jóvenes desempleados menores de treinta años que no tengan experiencia laboral o, de tenerla, que no sea superior a tres meses. Esta nueva modalidad, como a continuación veremos es un “híbrido” entre el antiguo contrato temporal de fomento al empleo y el actual contrato eventual por circunstancias de la producción.

b) Estos contratos se regirán por lo establecido en el artículo 15.1.b) del Estatuto de los Trabajadores y sus normas de desarrollo –contrato eventual por circunstancias de la producción-, salvo lo siguiente:

b.i. Se considerará causa u objeto del contrato simplemente la mera adquisición de una primera experiencia profesional.

b.ii. La duración mínima del contrato será de tres meses.

b.iii. La duración máxima del contrato será de seis meses, salvo que se establezca una duración superior por convenio colectivo sectorial estatal o, en su defecto, por convenio colectivo sectorial de ámbito inferior, sin que en ningún caso dicha duración pueda exceder de 12 meses. Es decir, se estará, en cuanto a duración máxima de esta modalidad, a las previsiones que al respecto establezcan las indicadas normas colectivas para el contrato eventual por circunstancias de la producción.

b.iv. El contrato deberá celebrarse a jornada completa o a tiempo parcial siempre que, en este último caso, la jornada sea superior al 75% de la correspondiente a un trabajador a tiempo completo comparable.

b.v. Para poder acogerse a esta medida, las empresas, incluidos los trabajadores autónomos, deberán no haber adoptado, en los seis meses anteriores a la celebración del contrato, decisiones extintivas improcedentes. La limitación afectará únicamente a las extinciones producidas con posterioridad a la entrada en vigor de este Real Decreto-Ley, y para la cobertura de aquellos puestos de trabajo del mismo grupo profesional que los afectados por la extinción y para el mismo centro o centros de trabajo.

b.vi. Las empresas, incluidos los trabajadores autónomos, que, una vez transcurrido un plazo mínimo de tres meses desde su celebración, transformen en indefinidos estos contratos tendrán derecho a una bonificación en las cuotas empresariales a la Seguridad Socialde 41,67 euros/mes (500 euros/año), durante tres años, siempre que la jornada pactada sea al menos del 50% de la correspondiente a un trabajador a tiempo completo comparable. Si el contrato se hubiera celebrado con una mujer, la bonificación por transformación será de 58,33 euros/mes (700 euros/año).

b.vii. Para la aplicación de los beneficios, la empresa deberá mantener el nivel de empleo alcanzado con la transformación de este tipo de contrato durante, al menos, doce meses. En caso de incumplimiento de esta obligación se deberá proceder al reintegro de los incentivos.

II.5. Incentivos a los contratos en prácticas para el primer empleo

a) Con independencia de la regulación específica de esta modalidad contractual formativa, podrán celebrarse contratos en prácticas con jóvenes menores de treinta años, aunque hayan transcurrido cinco o más años desde la terminación de los correspondientes estudios.

b) Las empresas, incluidos los trabajadores autónomos, que concierten un contrato en prácticas con un menor de treinta años, tendrán derecho a una reducción del 50% de la cuota empresarial ala Seguridad Socialpor contingencias comunes correspondiente al trabajador contratado durante toda la vigencia del contrato.

c)  En los supuestos en que, de acuerdo con lo dispuesto en el Real Decreto 1543/2011, de 31 de octubre, por el que se regulan las prácticas no laborales en empresas, el trabajador estuviese realizando dichas prácticas no laborales en el momento de la concertación del contrato de trabajo en prácticas, la reducción de cuotas será del 75%.

III. Otras novedades en el ámbito laboral

III.1. Modificaciones en la regulación del contrato en prácticas

a)  Con independencia de las ya estudiadas se establece una importante novedad en esta figura consistente en que se suprime la limitación establecida en la letra c) del artículo 11.1 del Estatuto de los  Trabajadores,  que establecía que no se  podía concertar un contrato en prácticas en base a un certificado de profesionalidad obtenido como consecuencia de un contrato para la formación celebrado anteriormente con la misma empresa.

b) Por lo tanto desde la entrada en vigor del Real Decreto-Ley se podrá formalizar un contrato en prácticas tras la finalización de un contrato para la formación en la misma empresa.

III.2. Ampliación de las modalidades contractuales susceptibles de formalizar por Empresas de Trabajo Temporal -ETT-

Desde la entrada en vigor del Real Decreto-Ley las ETT podrán celebrar contratos para la formación y el aprendizaje con los trabajadores contratados para ser puestos a disposición de las empresas usuarias de acuerdo con lo previsto en la normativa reguladora del contrato para la formación y el aprendizaje.

3 Comentarios | Leído 1464 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

3 opiniones en “RD-L 4/2013, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo: principales novedades en el ámbito laboral y de la S.S.”

  1. pedro2 dice:

    hola:
    Febrero 2014…..un año despues de la nueva ley para fomento de empleo para el emprendedor , el gobierno reconoce el fracaso de la norma atribuyendo dicho tropiezo a que las coles de bruselas no gustan en España.
    Perdon que estamos en 2013…..bueno da lo mismo que lo mismo da.
    abrazos para todos

    1. Eduardo Ortega dice:

      Curioso comentario, si señor.

      No obstante yo también soy muy incrédulo con esta norma. Que quieres que te diga …mas de lo mismo. Buenas intenciones y mucha letra pequeña …

  2. Eduardo Ortega dice:

    A y comparto contigo que lamentablemente la tasa de desempleo de este colectivo allá por 2014 no distara mucho de la actual … Si no ha subido …

Deja un comentario

*