Los eventos voluntarios fuera de la jornada a los que acuden los comerciales con clientes son tiempo de trabajo.

Comentamos una relevante sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo del pasado 19 de marzo y que se ha publicitado recientemente.

Concretamente, Altadis y Tabacalera vienen desarrollando eventos comerciales con estanqueros, cuya asistencia para el personal es de carácter voluntario y compensada mediante la concesión de “Días Puente”. Uno de estos eventos es una liga de fútbol en la que los comerciales disputan partidos de fútbol con los estaqueros, o una ”Bowling Cup”.

Los tres sindicatos demandantes pretenden que se declare que estas actividades, programadas por la empresa fuera de la jornada laboral, se consideren como tiempo de trabajo. No se discute aquí el modo de compensación de la participación de los trabajadores en dichas actividades, la cual está expresamente prevista en el convenio colectivo y sobre la que no se suscita cuestión alguna. De lo que se trata es de definir la naturaleza del tiempo destinado a tales actividades

El Convenio colectivo de aplicación, respecto a las actividades fuera de jornada, dispone que el tiempo que los trabajadores dedican a eventos comerciales especiales fuera de la jornada es voluntario y se compensa con tiempo de descanso en igual proporción dentro de los cuatro meses siguientes a la realización del evento, respetando el mantenimiento de la actividad comercial, pero no regula si este tiempo debe ser considerado como tiempo de trabajo o si, como sostiene la empresa, son invitaciones de cortesía que la empresa hace extensivas a los trabajadores, además de a sus clientes.

La clave para dar respuesta a la cuestión la da la ubicación del art. 31 del Convenio que por estar dentro del Capítulo dedicado al “Tiempo de trabajo” y con una rúbrica que reza “Jornada de trabajo”, permite deducir que se está ante actividades que sí son tiempo de trabajo, aunque sean voluntarias para los trabajadores.

La postura jurisprudencial española es acorde con la Directiva 2003/88/CE, relativa a determinados aspectos de la ordenación del tiempo de trabajo, cuyo art. 2.1 define el tiempo de trabajo como “todo período durante el cual el trabajador permanezca en el trabajo, a disposición del empresario y en ejercicio de su actividad o de sus funciones, de conformidad con las legislaciones y/o prácticas nacionales”. Por otro lado, el tiempo de descanso es definido por oposición, como “todo período que no sea tiempo de trabajo”; de ahí que el TJUE haya calificado como tiempo de trabajo cualquiera que se destine a estar a disposición del empresario, sin tener en cuenta la intensidad de la actividad desempeñada durante el mismo

Por tanto, por la asistencia a los eventos calificados como actividades “comerciales especiales fuera de la jornada” sí forma parte del tiempo de trabajo.

En otro aspecto debatido en esta sentencia es que la retribución variable por objetivos se determine en atención al logro de los objetivos y difícilmente pueden conseguirse unos resultados cuya intensidad, grado o cantidad se desconoce durante una parte del periodo en el que se han de medir; por ello no puede la empresa comunicar los objetivos en cualquier momento posterior al inicio del periodo de cómputo, sino que debe hacerlo al inicio del periodo a que se refiere su consecución.

 

 

 

Sin comentarios | Leído 59 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *