LA REFORMA Y TRAMITACIÓN DE LOS EXPEDIENTES DE REGULACIÓN DE EMPLEO (3ª parte) | Eduardo Ortega Figueiral

LA REFORMA Y TRAMITACIÓN DE LOS EXPEDIENTES DE REGULACIÓN DE EMPLEO (3ª parte)

 

V.-  AUTORIDAD LABORAL COMPETENTE PARA CONOCER Y RESOLVER LOS ERE.- 

            En esta materia el Reglamento introduce importantes novedades. Exponemos éstas conjuntamente con la normativa que no sufre variación:

            1.- Si afecta a trabajadores que desarrollan su actividad o estén adscritos a centros de trabajo ubicados en una sola Comunidad Autónoma, la autoridad competente será el órgano que determine aquélla (normalmente es el órgano administrativo laboral provincial o el órgano laboral de la Comunidad cuando los centros afectados se ubiquen, respectivamente, en una o varias provincias.

            2.- La competencia corresponderá a la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo en los siguientes casos:

a)      Cuando los trabajadores afectados por el ERE desarrollen su actividad o queden adscritos a centros de trabajo ubicados en dos o más Comunidades Autónomas.

No obstante, esto es novedad, cuando al menos el 85% de la plantilla total de la empresa radique en una Comunidad Autónoma y existan trabajadores afectados en la misma, cualquiera que sea su número, la competencia para la ordenación  e introducción del ERE la tendrá la autoridad laboral de esa Comunidad hasta el momento de resolver. Entonces formulará una propuesta de resolución a la Dirección General de Trabajo del Ministerio que será la que decida dictando la resolución pertinente.

b)      Cuando se trate de empresas:

-         Que estén relacionadas con créditos extraordinarios o avales acordados por el Gobierno.

-         Que pertenezcan al Patrimonio Nacional.

-         Que tengan la condición de sociedades mercantiles estatales.

-         Que estén relacionadas con la Defensa Nacional.

-         Que su producción haya sido declarada de importancia estratégica nacional.

            3.- La competencia corresponderá a la Delegación del Gobierno correspondiente si la Comunidad Autónoma es uniprovincial (transcribimos esta norma confesando, sinceramente, que no entendemos su alcance -ni razón-).

 

VI.- DOCUMENTACION A PRESENTAR.-

           Junto con la inicial solicitud:

            1.- Documentación común para toda clase de expedientes:

            a) Relación de los trabajadores afectados. Si se opta por no relacionarlos inicialmente, que es lo habitual, se han de concretar los criterios que han de tenerse en cuenta a tales efectos. También se ha de especificar el período a lo largo del cual está previsto hacer efectivos los despidos.

            b) Número y clasificación profesional de los trabajadores empleados durante el último año.

            c) Justificación de la razonabilidad de los despidos propuestos en relación con las causas económicas, productivas, organizativas o técnicas en que se fundamenta el expediente y efectos de las medidas extintivas en orden a la viabilidad de la empresa.

            d) Indicación, cuando sean varios los centros afectados, si la negociación se va a realizar a nivel global o diferenciada por centros.

            e) El contenido, particularmente, de los apartados a), c) y d) precedentes claramente están haciendo referencia a la imprescindible MEMORIA EXPLICATIVA, justificativa del expediente, en la que deben incluirse todos los datos a que se refieren tales apartados y a los que haremos referencia cuando nos refiramos a la distinta documentación que ha de presentarse según la causa o causas del ERE. Al respecto, dicha memoria debe incluir los datos a los que se refieren aquellos apartados.

            f) Información sobre quienes componen la representación de los trabajadores en el periodo de consultas del ERE y si ésta es la legal o la designada por elección cuando no exista comité de empresa ni delegados de personal.

            g) Copia de la comunicación que se ha entregado simultáneamente a la representación de los trabajadores anunciándoles el inicio del periodo de consultas, comunicación ésta en la que ha de constar la solicitud a dicha representación de que emita el informe preceptivo, al respecto, sobre el ERE.   

            h) En empresas de 50 ó más trabajadores, el denominado Plan de Acompañamiento Social del que nos ocuparemos ampliamente de inmediato.

2.- Documentación a presentar en expedientes por causas económicas:

            A) Cuando se alegue una situación de pérdidas:

-          Memoria explicativa de los motivos que dan lugar al ERE así como los datos y elementos que acrediten esa situación económica negativa y su incidencia en la viabilidad de la empresa y en su capacidad para el mantenimiento del empleo.

-          Se deberá acompañar, para acreditar el contenido de la memoria, la documentación que se crea pertinente a tales fines. Es aconsejable que ésta se incluya, como anexo, en la propia memoria.

-            El nuevo Reglamento que comentamos especifica muy detalladamente esta documentación, por lo que, por su evidente importancia, optamos por transcribir textualmente el nº 2 del artículo 6 del mismo que la reseña: “Para la acreditación de los resultados alegados por la empresa, el empresario podrá acompañar toda la documentación que a su derecho convenga y, en particular, deberá aportar las cuentas anuales de los dos últimos ejercicios económicos completos, integradas por balance de situación, cuentas de pérdidas y ganancias, estado de cambios en el patrimonio neto, estado de flujos de efectivos, memoria del ejercicio e informe de gestión o, en su caso, cuenta de pérdidas y ganancias abreviada y balance y estado de cambios en el patrimonio neto abreviados, debidamente auditadas en el caso de empresas obligadas a realizar auditorías, así como las cuentas provisionales a la presentación de la solicitud del expediente, firmadas por los administradores o representantes de la empresa solicitante. En el caso de tratarse de una empresa no sujeta a la obligación de auditoría de las cuentas, se deberá aportar declaración de la representación de la empresa sobre la .exención de la auditoría”.

            B) Cuando no se alegue la existencia de pérdidas sino la previsión de éstas en el futuro, el nº 3 del mismo artículo 6 del Reglamento determina lo siguiente: “Cuando la situación económica negativa alegada consista en una previsión de pérdidas, el empresario, además de aportar la documentación a que se refiere el apartado anterior, deberá informar de los criterios utilizados para su estimación. Asimismo, deberá presentar un informe técnico sobre el carácter y evolución de esa previsión de pérdidas basado en datos obtenidos a través de las cuentas anuales, de los datos del sector al que pertenece la empresa, de la evolución del mercado y de la posición de la empresa en el mismo o de cualesquiera otros que puedan acreditar esta previsión. Igualmente, deberá acreditar el volumen y el carácter permanente o transitorio de las pérdidas a efectos de justificar la razonabilidad de la decisión extintiva en los términos indicados en el apartado”.

            C) Cuando se trate de una empresa perteneciente a un grupo empresarial -esto también es novedad importante-, se consoliden o no sus cuentas, el Reglamento exige aportar específica documentación de todas las que compongan el grupo. Normativa muy importante que por esta razón y por su trascendencia también transcribimos textualmente. Es, en concreto, el nº 4 del repetido artículo 6 del Reglamento: “Cuando la empresa solicitante forme parte de un grupo de empresas, con obligación de formular cuentas consolidadas, deberán acompañarse las cuentas anuales e informe de gestión consolidados de la sociedad dominante del grupo debidamente auditadas, en el caso de empresas obligadas a realizar auditorías, durante el período señalado en el apartado 2, siempre que en el grupo existan empresas que realicen la misma actividad o pertenezcan al mismo sector de actividad y que existan saldos deudores o acreedores de la empresa solicitante con cualquier empresa del grupo. Si no existiera obligación de formular cuentas consolidadas, además de la documentación económica de la empresa solicitante a que se ha hecho referencia, deberán acompañarse las de las demás empresas del grupo debidamente auditadas, en el caso de empresas obligadas a realizar auditorías, siempre que dichas empresas tengan su domicilio social en España, tengan la misma  actividad que la solicitante o pertenezcan al mismo sector de actividad y tengan saldos deudores o acreedores con la empresa solicitante”.

            De lo expuesto y en relación a la documentación que deben aportar las empresas pertenecientes a un grupo empresarial, destacamos dos cosas: en primer lugar, y fundamentalmente, la consideración de “grupo”, a los indicados efectos, aun cuando éste sea “de hecho” y aunque, por su estructura y características, como antes hemos apuntado, no tengan obligación de consolidar sus respectivos balances. Todos éstos han de ser aportados junto con el de la empresa que tramita el ERE. Ello, sin embargo, siempre y cuando, como también se especifica, tengan la misma actividad que la solicitante o pertenezcan al mismo sector de actividad y, además, tengan con la misma saldos deudores o acreedores. En segundo lugar, la exclusión de esa aportación documental por parte de las empresas del grupo que tengan su domicilio social fuera de España.

 

3.- Documentación a presentar en expedientes basados en causas organizativas, técnicas o productivas:

            El artículo 7 del Reglamento se refiere específicamente a dicha documentación en sus dos párrafos:

“1.- En los despidos colectivos por causas técnicas, organizativas o de producción, la documentación presentada por el empresario incluirá una memoria explicativa de las causas técnicas, organizativas o de producción, que den lugar a su solicitud, que acredite, en la forma señalada en el siguiente apartado, la concurrencia de alguna de las causas señaladas y que justifique que de las mismas se deduce la razonabilidad de la decisión extintiva para contribuir a prevenir una evolución negativa de la empresa o a mejorar la situación de la misma a través de una más adecuada organización de los recursos, que favorezca su posición competitiva en el mercado o una mejor respuesta a las exigencias de la demanda.

2.- El empresario deberá aportar los informes técnicos que acrediten, en su caso, la concurrencia de las causas técnicas, derivadas de los cambios, entre otros, en los medios e instrumentos de producción; la concurrencia de las causas organizativas derivadas de los cambios, entre otros, en los sistemas y métodos de trabajo del personal o la concurrencia de las causas productivas derivadas de los cambios, entre otros, en la demanda de los productos y servicios que la empresa pretende colocar en el mercado”.

Sin comentarios | Leído 1274 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*