LA LEY 23/2015, DE 21 DE JULIO, ORDENADORA DEL SISTEMA DE LA INSPECCIÓN DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL: NOTAS BÁSICAS. | Eduardo Ortega Figueiral

LA LEY 23/2015, DE 21 DE JULIO, ORDENADORA DEL SISTEMA DE LA INSPECCIÓN DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL: NOTAS BÁSICAS.

 

La presente Ley, recientemente publicada en el BOE de 22 de julio de 2015, tiene como función y objetivo principal modernizar la institución de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social estableciendo toda una serie de medidas tendentes a su racionalización, simplificación y especialización en el ámbito de las relaciones laborales y en su interactuación con los administrados, ya sean personas físicas o jurídicas.

Adicionalmente esta novedosa normativa, la cual viene a derogar expresamente la Ley 42/1997, de 14 de Noviembre, que igualmente regulaba y ordenada hasta la presente esta Institución, se justifica por la necesidad de adecuar el funcionamiento de la Inspección a las reformas legislativas que se han venido produciendo, principalmente por el traspaso de competencias inspectoras y de función pública a las Comunidades Autónomas de Cataluña y País Vasco, lo que obligaba a modificar y adaptar el modelo organizativo de la propia Institución, y por la necesidad de proceder a un impulso modernizador con el que mantener la efectividad de la misma.

A continuación y de forma simple, práctica y resumida, a modo de ideas fundamentales a tener en cuenta,  desarrollaremos cuales son los aspectos y notas básicas de esta nueva Ley: 

 

1.- La Ley 23/2015, de 21 de Julio, viene a desarrollar y regular el sistema de funcionamiento integral de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social – ITSS -, derogando la normativa anterior.

 

La Ley regula todo el Sistema de la ITSS y no tan sólo el organismo o el personal integrado en ella.

Así, se concibe como “el conjunto de principios legales, normas, órganos, personal y medios materiales, incluidos los informáticos, que contribuyen al adecuado cumplimiento de la misión que tiene encomendada”.

Como ya hemos apuntado al inicio, expresamente deroga la norma reguladora anterior, Ley 42/1997, de 14 de noviembre, pasando las referencias hechas a esta en el ordenamiento a entenderse realizadas a la presente Ley.

 

2.- La actividad de la ITSS se lleva a cabo a través de la figura de los Inspectores de Trabajo y Seguridad Social y de los Subinspectores Laborales.

El ingreso en ambos Cuerpos se realizará conforme la normativa de ingreso en la función pública, mediante el sistema de oposición, a la que podrán acceder los nacionales españoles mayores de edad, que cumplan los requisitos establecidos al efecto.

La provisión de puestos de trabajo reservados a ellos se llevará a cabo por procedimientos de ámbito nacional, convocados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social o por las Comunidades Autónomas que tengan en su estructura plazas reservadas a tales Cuerpos.

Los funcionarios de los Cuerpos de Inspección dependerán funcionalmente de la Administración, estatal o autonómica, que sea competente por la materia objeto de inspección.

 

3.- El ingreso en el cuerpo de Subinspectores Laborales requerirá de las titulaciones universitarias específicas y habilitantes.

En las oposiciones que se convoquen para ingresar en la escala de empleo y Seguridad Social del Cuerpo de Subinspectores Laborales, se requerirá un título universitario oficial de graduado adscrito a la rama del conocimiento de ciencias sociales y jurídicas. Para ingresar en la escala de Seguridad y Salud Laboral del Cuerpo de Subinspectores Laborales, un título universitario oficial de Graduado adscrito a la rama del conocimiento de ciencias, ciencias de la salud, o ingeniería y arquitectura.

Con el objeto de respetar y no variar las posibles expectativas de los actuales  aspirantes a tales plazas públicas, el requisito de la rama específica del conocimiento de ciencias sociales y jurídicas del título universitario para acceder a la escala de Empleo y Seguridad Social, únicamente será exigible en las oposiciones que se convoquen a partir del 1 de enero de 2019.

 

4.- Los Subinspectores Laborales ven ampliadas sus competencias en materias preventivas y de riesgos laborales.

Se atribuyen nuevas competencias al Cuerpo de Subinspectores Laborales en materia de prevención de riesgos laborales, lo que permitirá ampliar y reforzar la actuación de la Inspección en esta materia.

Las funciones relativas a la comprobación de las condiciones materiales de trabajo u otras análogas en materia preventiva, que hasta ahora desarrollaban los Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, podrán ser también desempeñadas por los Subinspectores, bajo la coordinación y dirección de un Inspector.

Se considera que la medida redundará en una mayor eficacia y más pronta respuesta a los requerimientos de la sociedad en cuestiones que afectan a la vida y salud de los trabajadores.

 

5.- Se modifica la denominación de los “Subinspectores de Empleo y Seguridad Social.” Los mismos pasarán a denominarse “Subinspectores Laborales”, los cuales se dividirán en dos escalas funcionales.  

El Cuerpo de Subinspectores laborales pasa a tener dos escalas especializadas:

- Escala de Subinspectores de Empleo y Seguridad Social, formada por el actual Cuerpo de Subinspectore

- Nueva Escala de Subinspectores de Seguridad y Salud Laboral, con funciones específicas en materia de prevención de riesgos laborales.

Los funcionarios que pertenecen al Cuerpo de Subinspectores de Empleo y Seguridad Social al entrar en vigor la ley, quedan integrados en el Cuerpo de Subinspectores Laborales, dentro de la Escala de Empleo y Seguridad Social, con todos los derechos adquiridos hasta entonces.

En consonancia, las referencias hechas en el ordenamiento a los Subinspectores de Empleo y Seguridad Social, se entenderán hechas a los Subinspectores Laborales.

 

6.- Los hechos comprobados por los agentes de la autoridad podrán utilizarse como prueba en cualquier procedimiento administrativo que se instruya.

Con el objetivo de intensificar la colaboración de autoridades, organismos y Administraciones con la ITSS, todos los hechos comprobados directamente por los funcionarios que tengan la condición de autoridad o de agentes de la autoridad, podrán ser utilizados como prueba en los procedimientos iniciados por la Inspección y serán tenidos por ciertos, salvo prueba en contrario de los interesados.

 

7.- Creación del Organismo Estatal de la ITSS.

Se trata de un organismo autónomo dotado de personalidad jurídica propia y diferenciada de la del Estado y capacidad de obrar para realizar las funciones que le encomienda la ley, que:

 

  • Comenzará a funcionar en la fecha que lo establezcan sus Estatutos.

     

  • Podrá establecer una Oficina Nacional de Lucha Contra el Fraude, contra el trabajo no declarado, el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social.

 

  • Se articulará en torno a una estructura central y una estructura territorial.

 

  • Su Consejo Rector y su Consejo General incluirán representantes de las CCAA.

 

  • Se desplegará en todo el territorio español y en cada CCAA existirá una Dirección Territorial.

     

8.-   El tratamiento de todas las informaciones que utilice la ITSS se realizará y llevará a cabo desde una única base de datos central, unitaria e integrada.

Con el claro objetivo de que los diferentes órganos administrativos que componen la ITSS puedan actuar de forma coordinada y con acceso a los mismos datos, el tratamiento de la información del Sistema de la Inspección se realizará con una base de datos unitaria e integrada, que mantenga la homogeneidad de los datos y consolide la información aportada por los servicios de la Inspección en el conjunto del Estado.

 

9.- Se centralizarán las funciones de la denominada “Alta Inspección.”

Las funciones de Alta Inspección del Estado en el orden social reconocidas en los Estatutos de Autonomía -salvo la relativa a la asistencia sanitaria-, se encomendarán a la denominada “Unidad de Alta Inspección” dependiente del Ministro de Empleo y Seguridad Social, si bien ello no supone modificación del régimen competencial establecido en dichos Estatutos.

 

10.- Entrada en vigor de la Ley 23/2015, de 21 de Julio.

La Ley ha entrado en vigor el 23 de julio de 2015, día siguiente al de su publicación en el BOE.

Sin comentarios | Leído 842 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*