La antigüedad de los fijos discontinuos en la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) ha de incluir también los períodos de inactividad de cada una de las campañas anuales.

Se acude a casación para unificación de doctrina a los efectos de determinar cómo debe computarse el tiempo trabajado bajo la modalidad contractual de fijo discontinuo: si teniendo en cuenta exclusivamente los meses en los que efectivamente se han prestado servicios durante la correspondiente campaña anual, o, por el contrario, si se debe computar el año completo, con inclusión de aquellas mensualidades en las que no se han desempeñado las funciones laborales.

Revocando la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social, el TSJ declaró el derecho de la trabajadora demandante al cómputo (a efectos de la promoción económica y profesional vinculada a la antigüedad – el popularmente conocido como “plus o complemento por antigüedad”-) de todo el tiempo transcurrido desde el inicio de la relación laboral fija discontinua, con inclusión de los periodos en que no ha habido prestación efectiva de servicios.

Confirma el Supremo esta tesis haciéndose eco de precedente doctrina que apuesta por computar todo el tiempo transcurrido desde el inicio de la relación laboral, y no solo el tiempo prestación efectiva de servicios.

El cómputo debe hacerse desde el inicio de la relación porque no se trata de trabajadores temporales, cuyo vínculo se hubiera roto y su prestación de servicios estuviera interrumpida por la extinción del contrato; sino de trabajadores indefinidos de carácter discontinuo, cuyo nexo contractual con la parte empleadora está vigente desde su inicio, con independencia de la distribución de los tiempos de prestación de servicios en atención a los llamamientos que haga la empresa.

El Supremo desestima el recurso, que no debió haberse admitido a trámite por falta de contradicción, en la medida en la que la sentencia aportada como contradictoria se refería al personal laboral de la Comunidad de Madrid, con un Convenio Colectivo aplicable distinto al del caso presente que es el del personal laboral de la AEAT, lo que resulta determinante a estos efectos.

Tribunal Supremo.  Sentencia 756/2016, 20 de septiembre. Recurso 129/2015.

 

Sin comentarios | Leído 142 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *