El TS considera despido colectivo aquel que alcance los umbrales del art. 51.1 ET en un centro de trabajo siempre que en éste presten servicios un mínimo de 20 trabajadores.

Finalmente el Pleno del TS aplica, por vez primera, lo dispuesto por el TJUE en su sentencia de 13 de mayo de 2015 (asunto C-392/13, Andrés Rabal Cañas) -resolución que ya comentábamos  en nuestra Circular Laboral 7/2015, de 29 de junio- , que resolvió, de conformidad con la Directiva 98/59, que debe calificarse como despido colectivo, y respetar por consiguiente el régimen legal aplicable en esta materia, tanto las situaciones en las que las extinciones de contratos computables superen los umbrales del art. 51.1 ET, tomando la totalidad de la empresa como unidad de referencia, como aquellas otras en las que se excedan esos mismos umbrales en los casos en que afecten a un único centro de trabajo siempre que en el mismo presten servicios, como mínimo, 20 trabajadores.

La Sala ha desestimado así el recurso planteado por una empresa (Zardoya-Otis, S.A.) contra la sentencia de la Sala de lo Social del TSJ del País Vasco, de 21 de mayo de 2015, que declaró la nulidad del despido de 12 trabajadores llevado a cabo en febrero de 2014 en un centro de trabajo donde trabajaban 77 personas de una empresa que contaba con más de 3.000 empleados a nivel nacional. Aplicando estrictamente el criterio del art. 51.1 ET no se superaban los umbrales para considerar que nos encontrábamos ante un despido colectivo pero sí si se aplicaban las directrices contenidas en la indicada Directiva y desarrolladas por la sentencia del TJUE indicada (perímetro a considerar: centro de trabajo y no exclusivamente empresa en su globalidad.)

Recordemos que la sentencia del TJUE C-392/13, venía a declarar lo siguiente:

  1. Utilizar exclusivamente el concepto de “empresa” como única unidad de referencia para apreciar la existencia de un despido colectivo, como hace el art. 51.1 ET, es contrario a la Directiva 98/59/CE del Consejo, de 20 de julio de 1998, sobre despidos colectivos.

     

  2. Por lo tanto a los efectos indicados -consideración de despido colectivo- tanto se habrá de estar a las extinciones contractuales considerando las previsiones contenidas en el citado precepto estatutario como aquellas otras que excedan esos mismos umbrales en los casos en los que afecten a un único centro de trabajo siempre que en este presten sus servicios, como mínimo 20 empleados.

     

  3. Por último, para apreciar si se ha llevado a cabo un despido colectivo, no han de tenerse en cuenta las extinciones individuales de los contratos de trabajo celebrados por una duración o para una tarea determinadas, cuando dichas extinciones tienen lugar en la fecha en la que el contrato de trabajo llega a su fin o se finaliza la tarea encomendada, y Tribunal Supremo.

     

    Pleno de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo. Sentencia  de 21 de septiembre de 2016. Recurso de Casación nº 36/2016

 

Sin comentarios | Leído 76 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *