DESPIDOS EN I.T.: ¿se abre nuevamente la polémica?

            Cuando creíamos que éste u otro tema estaba cerrado, siempre surge alguna Sentencia que efectuando una interpretación digamos que “especial”, reabre la polémica.

            Hoy os hablo de un tema muy recurrente y que ha generado ríos de sentencias de todos los tipos, colores y sabores hasta que finalmente la Sala de lo Social del TS casó la doctrina. Me estoy refiriendo como indico en el título a los despidos de trabajadores sin causa justa encontrándose los mismos en situación de baja médica o incapacidad temporal (I.T.) Obviamente no me refiero a situaciones de baja vinculadas a embarazos, riesgos en el embarazo o similares pues en estos casos es el propio Estatuto de los Trabajadores el que expresamente reconoce como nulos estos despidos. Me vengo a referir a aquellos despidos disciplinarios o, incluso, objetivos de aquellas personas que reiteran bajas o que prolongan las mismas por dilatados períodos y que en un momento determinado la empresa decide extinguir su relación reconociendo, bien de entrada – lo más habitual – o posteriormente, la improcedencia de su decisión y por lo tanto del despido.

            Pues bien, en un primer momento este tipo de despidos, injustos e injustificados a todas luces, se calificaban como nulos – readmisión obligatoria del trabajador – al equipararse la situación de I.T. a una minusvalía o discapacidad de carácter temporal entendiendo los Tribunales que con esa actuación la empresa lo que hacía era vulnerar derechos fundamentales de los trabajadores y de ahí la citada nulidad.

            Ese criterio varió sustancialmente y, en la actualidad el Tribunal Supremo ha desligado y diferenciado la I.T. de la discapacidad y por lo tanto al no existir una real discriminación en estos casos y/o una vulneración de derechos fundamentales del afectado, y aunque efectivamente se reconozca que este tipo de despido pueden ser todo lo injustos que se quiera, la única consecuencia que pueden generar es la improcedencia de los mismos y no la nulidad de tales decisiones.

            Pues bien una reciente sentencia de la Sala de lo Social del TSJ de Canarias (Sala de Las Palmas), de fecha 25.01.11, siendo ponente la Ilma. Sra. Mª Jesús García Hernández, vuelve a reabrir la polémica al considerar nulo el despido de un trabajador por morbilidad.

            Concretamente el caso que se venía a resolver era el despido de un trabajador con continuos períodos de baja que hicieron que la empresa no contara con él manifestando expresamente que en atención a sus reiteradas I.T. “no se le consideraba rentable para la Sociedad” reconociendo en ese mismo momento, es decir, al entregar la carta, la improcedencia del tal decisión. El trabajador padecía la “Enfermedad de Hodgkin.” Es decir, un cáncer que se origina en el  tejido linfático.

            Si bien el Juzgado de lo Social dio la razón a la Empresa considerando que el despido debía ser improcedente, el TSJ revoca íntegramente dicha resolución y expresamente vino a declarar que el despido debía declararse nulo por discriminatorio. Para ello alega en su fundamentación jurídica resoluciones tanto del TJCE, TC y del TS. Por así decirlos “sentencias clásicas.”

           En un estudio muy interesante la Sala estudia las interrelaciones entre la vulneración de derechos fundamentales y la discriminación sufrida por el trabajador con la actuación de la empresa que califica de “inhumana”  – realmente reitera en más de una ocasión a lo largo de sus doce paginas el calificativo de “despido inhumano” –, la indemnidad y el derecho a la integridad física, todo ello en relación con el derecho a la salud.

              Es relevante la reflexión que la Sala efectúa en relación a que el despido no se produce simplemente por estar enfermo, sino por considerar que dicha enfermedad le incapacita para desarrollar sus actividades ordinarias y de ahí el hecho de “no ser rentable.” Si a ello le juntamos la gravísima enfermedad padecida por el trabajador no puede extrañar ni repulsar el calificativo de “despido inhumano”.  Ciertamente lo fue.

            Esa consideración que la empresa da a la enfermedad del trabajador y al propio empleado, quien según la Sentencia que comentamos es entendido como una simple “carga para la empresa”  o como un mero “objeto”, es lo que genera convertir a la enfermedad como causa de discriminación y de ahí que para la Sala de Canarias se haya vulnerado el art. 14 de nuestra Constitución.

            Parece que sin olvidar la actual doctrina consolidada del TS en relación a que el despido por enfermedad no es nulo, la Sala de Canarias justifica la declaración de nulidad de dicha decisión al entender que la conducta/decisión de la empresa, tanto en su forma como en su fondo, vinculándola a la gravísima enfermedad que padecía el trabajador es lo que ha generado ese “plus” para convertir lo que debería ser improcedente en, finalmente, nulo.

            Estaremos atentos al recurso de casación que se plantee contra esta resolución pues, si bien “justa” – nadie puede dudar de la equidad de la Sala y del comportamiento poco calificable y edificante de la empresa -, dudamos que no sea casada por el Alto Tribunal. Eso si se admite el recurso y no se tratan de buscar diferencias irrelevantes cuando el núcleo básico a discutir es el que se ha resuelto de forma diversa en otras sentencias del TS.

2 Comentarios | Leído 1217 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

2 opiniones en “DESPIDOS EN I.T.: ¿se abre nuevamente la polémica?”

  1. pedro dice:

    hola:
    lamentablemente el despido creo que se declarará improcedente ya que la empresa y en virtud de la ley de proteccion de datos etc etc. etc, desconoce de forma oficial el diagnostico facultativo, ya que si bien antiguamente venia reflejado el diagnostico en los partes de baja, ahora, no

    1. No vas en absoluto desencaminado, Pedro. Es una pena pero es así.

      Un abrazo y gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *