Despido procedente por utilización inadecuada de la mascarilla y trato inadecuado a clientes y compañeros por ese motivo.

Fue ante la queja de una cliente por el mal uso de la mascarilla por parte de la trabajadora, cuando se le reprochó que portara la mascarilla por debajo de la nariz, a lo que la trabajadora reaccionó con gritos y en tono amenazante: “Si no te gusta, te vas. Si quieres lo arreglamos en la calle, sin el uniforme”.

Pese a los requerimientos de la encargada para que la trabajadora se calmase no lo consiguió.

Se trata de una falta muy grave, no solo por no cumplir las recomendaciones generales sobre el uso de la mascarilla, sino sobre todo porque se encontraba prestando servicios con un producto no envasado, el pescado, por lo que, las normas de prevención de riesgos laborales elaboradas por la empresa también obligaban al uso correcto de la mascarilla, tapando la boca y la nariz.

La empleada no solo desatendió el requerimiento de una clienta, sino también el de la responsable de tienda, para que se colocase bien la mascarilla, haciendo caso omiso a ambas, dirigiéndose a la clienta en un tono amenazante.

Por todo ello el Juzgado considera adecuado y procedente el despido, porque no ve fisuras en cuanto a la prueba de los hechos, avalada por la testifical de la responsable del establecimiento y sin indicios de falta de veracidad.

Juzgado de lo Social nº 6 Santander. Sentencia 24/2021, 22 Ene. Proc. 434/2020.

 

Sin comentarios | Leído 37 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *