CESES VOLUNTARIOS: POSIBILIDAD DE RETRACTACIÓN.

 

Hoy traigo nuevamente a colación el contenido de una reciente sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo por dos motivos fundamentales:  en primer lugar, por la trascendencia que tiene, en sí misma considerada. En segundo, por tratarse de una materia que se da muy frecuentemente y habitualmente en el ámbito de las relaciones de trabajo.

Se trata de un cambio radical de criterio de dicho Tribunal sobre una cuestión que hasta el momento era pacífica y no provocaba dudas y que desde ahora puede convertirse en un nuevo elemento de controversia en el ámbito de las empresas -sin base ni fundamento, además, que la justifique. –

Hasta ahora la libre y voluntaria notificación del trabajador a la empresa de la decisión de rescindir voluntariamente su relación laboral a partir de una determinada fecha se consideraba firme e irrevocable. Al respecto, la propia sentencia que nos ocupa reconoce que la doctrina tradicional, hasta el momento, había sido la que de que una vez comunicada, “la dimisión del trabajador ….. no es susceptible de retractación posterior al haber causado estado como acto generador de derecho a terceros….. salvo que se pruebe la existencia de alguna deficiencia en el consentimiento”.

El Tribunal Supremo entiende ahora, sin embargo, que si bien una vez firmado el saldo y finiquito reconociendo la extinción de la relación contractual este acto y decisión es irrevocable, no sucede lo mismo cuando el trabajador preavisa su cese con la antelación legal o voluntaria. En estos casos, y por una serie de razonamientos -con los que no estamos de acuerdo- sí es posible esa retractación. El único límite a esa libertad de actuación estaría en los perjuicios que esa retractación podría provocar a la empresa; por ejemplo, en el supuesto de que ésta hubiera contratado a otro trabajador para sustituir al que había anunciado su marcha.

El Alto Tribunal distingue, pues, dos supuestos: el cese ya efectuado y firmado produce unos efectos extintivos definitivos. Al contrario que sucede en los supuestos de preaviso ya que entonces esos efectos no se dan hasta que llega el día aunciado pudiendo, por consiguiente, el trabajador cambiar de opinión.

A la vista, pues, de este nuevo criterio judicial es necesario formalizar por escrito todo acuerdo de futuro que de alguna manera implique la extinción de una la relación laboral, normalmente hoy día pactando el abono de una determinada indemnización. En cualquier caso, por lo expuesto, no basta, pues, que el trabajador manifieste su voluntad de rescindir el contrato en determinada fecha, ya que las consecuencias extintivas no se producen hasta que ésta llega. Por el contrario, si la extinción se pacta por escrito, en las condiciones que se pacten, esta fórmula es ya contractual y, como tal, eficaz (al menos hasta que el Tribunal Supremo no decida lo contrario …..).

Aprovechamos la ocasión para recordar la necesidad de hacer constar por escrito el contenido de cualesquiera acuerdos y pactos laborales. Pero con la redacción adecuada para cada caso y cada supuesto. Es la única manera de evitar sorpresas y encontrarse con situaciones no previstas. El asesoramiento correcto es siempre la vía más efectiva.

6 Comentarios | Leído 1885 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

6 opiniones en “CESES VOLUNTARIOS: POSIBILIDAD DE RETRACTACIÓN.”

  1. Mº Jose dice:

    Y si en el momento que se nos presenta la carta de baja voluntaria, al dia siguiente el empresario renuncia a los 14 dias restantes de preaviso y la finiquita… Estaría la empresa actuando correctamente????

    Gracias

    1. Buena alternativa, Mª José. Perfectamente adecuada a derecho.

      Distinto sería que la empresa rescindiera automáticamente la relación sin abonarle esos 14 días que apuntas. Pero si se abona esa compensación no advierto irregularidad alguna y de este modo evitamos “desagradables sorpresas” y retractaciones no queridas.

      Saludos cordiales.

  2. Mº Jose dice:

    Muchas gracias Eduardo

    1. De nada, Mª José.

      Un abrazo.

  3. Margarita dice:

    Eduardo, me ha parecido muy interesante este post, por favor podrias facilitarme los datos concretos de la sentencia. Muchas gracias

    1. Margarita,

      La Sentencia del Supremo a la que me refiero es de fecha 01 de julio de 2010, la cual venía a resolver el recurso de casación en unificación de doctrina nº 3289/09. El ponente de la misma es Luis F. de Castro Fernandez.

      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *