Cálculo de la prestación de desempleo cuando ha precedido un contrato a tiempo parcial según la redacción del art. 211.3 LGSS dada por el RDL 20/2012. | Eduardo Ortega Figueiral

Cálculo de la prestación de desempleo cuando ha precedido un contrato a tiempo parcial según la redacción del art. 211.3 LGSS dada por el RDL 20/2012.

A la trabajadora demandante, que prestó servicios a tiempo parcial de 3 días semanales, se le reconoció una prestación contributiva por desempleo que se calculó aplicando un porcentaje parcial del 60% en lo referente a la cuantía. En desacuerdo con este cálculo, presentó demanda postulando el reconocimiento completo de los días de trabajo teóricos, no los correspondientes a la actividad a tiempo parcial aplicados y también solicitó la eliminación del porcentaje reductor por parcialidad del 60%, que fue íntegramente desestimada. El TSJ revocó la sentencia de instancia y reconoció el derecho a percibir la prestación por desempleo sin aplicación del porcentaje de reducción por parcialidad, extremo recurrido por el SPEE en el presente recurso de casación unificadora.

Por tanto, la cuestión a resolver consiste en determinar el importe de la prestación contributiva de desempleo que haya de percibir el beneficiario cuando ha precedido un trabajo a tiempo parcial, determinante de las cotizaciones efectuadas con arreglo al mismo y, particularmente, al modo de determinar el importe de los topes mínimos y máximos previstos en el núm. 3 del art. 211 LGSS. 

La nueva redacción de éste apartado del art. 211, dada por el RDL 20/2012, supone el cambio de doctrina jurisprudencial derivada de la misma, como se anunciaba en la STS de 20 de mayo de 2015 (rec. 2382/2014), en la que se aplicaba la anterior redacción del precepto. Por lo que, ya desde los nuevos parámetros legales, establece esta sentencia que, en los casos de contratos a tiempo parcial o mixtos, se exige aplicar el índice de temporalidad de los últimos 180 días trabajados para proyectarlos únicamente sobre el cálculo del IPREM aplicable, y después observar si se rebasan los topes previstos; es decir, no se aplica el índice sobre la base reguladora, lo que implicaría una doble reducción, sino sobre los tiempos cotizados.

Siendo así como debe procederse al cálculo, la sentencia recurrida erró cuando decidió declarar el derecho a la prestación de desempleo sin reducción del 60%, porque realmente no se produjo esa reducción del 60% sino que para el cálculo del IPREM y a efectos del tope máximo de la prestación, sí se tuvo en cuenta esa parcialidad.

Esta metodología no atenta contra el principio de no discriminación en las condiciones de empleo de los trabajadores a tiempo parcial, porque precisamente su prestación de servicios, inferior a la de un trabajador a jornada completa, ya introduce un elemento diferenciador que justifica la aplicación de topes legales diferentes.

El Supremo, estimando el recurso de casación para unificación de doctrina, confirma la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social que desestimó la pretensión de la beneficiaria de la prestación por desempleo del reconocimiento completo de los días de trabajo teóricos, al ser lo correcto el reconocimiento de los días correspondientes a la actividad a tiempo parcial aplicados por el SPEE con aplicación del porcentaje reductor por parcialidad.

 

Sin comentarios | Leído 89 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*