ASPECTOS LABORALES ORDEN SND/458/2020: FASE 3

El pasado sábado, 30 de mayo de 2020, se publicó en el BOE nº 153, la Orden SND/458/2020, de 30 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 3 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, Orden que además incluye novedades para la fase 1 y para fase 2.

Analizaremos esta nueva Orden poniendo el foco, como siempre, en los aspectos laborales.

La norma surte efectos desde las 00:00 horas del día 1 de junio de 2020, manteniendo su eficacia durante toda la vigencia del estado de alarma y sus prórrogas. Tiene por objeto establecer las condiciones para la flexibilización de determinadas restricciones decretadas por el estado de alarma, en aplicación de la fase 3 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, que, por el momento, es de aplicación únicamente a las islas de la Gomera, El Hierro y La Graciosa (Canarias) y la isla de Formentera (Balears).

 No obstante, es relevante conocer las pautas establecidas pues servirán de base para aquellas zonas que se vayan incorporando a esta fase en los próximos días/semanas.

Igualmente, mediante las disposiciones finales (primera y segunda), también se desarrollan novedades sobre las medidas aplicadas para la fase 1 y para la fase 2.

Nos centramos, en primer lugar, y siguiendo el mismo orden que la norma, en las medidas de aplicación a la denominada fase 3.

  1. En su Capítulo I la norma establece las disposiciones generales, recordando:
  • La necesidad de continuar fomentando el teletrabajo para aquellas personas trabajadoras que puedan realizar su actividad laboral a distancia. No obstante, y esto es relevante, incluye la posibilidad de que las empresas elaboren protocolos de reincorporación presencial a la actividad laboral, respetando la normativa laboral y de prevención de riesgos laborales (PRL), así como la conciliación de la vida laboral y familiar.
  • Las medidas de higiene y prevención para el personal trabajador (cumplimiento de las medidas de PRL, puesta a disposición de geles hidroalcohólicos o desinfectantes y de los EPIs adecuados, formación e información al personal trabajador, modificación -en la medida necesaria- de la disposición de los puestos de trabajo y la organización a turnos para garantizar la distancia de seguridad interpersonal de dos metros).
  • Las medidas necesarias para prevenir el riesgo de coincidencia masiva[1] de personas en el ámbito laboral, atendiendo a las instrucciones de las autoridades competentes, así como en la normativa laboral y convencional aplicables.
  • Las medidas de higiene exigibles a las actividades reguladas en esta orden: limpieza y desinfección de los centros, entidades, locales y establecimientos; lavado y desinfección de la ropa de trabajo/uniforme; tareas de ventilación periódica; uso limitado del ascensor/montacargas; uso de los aseos[2], vestuarios, probadores, salas de lactancia o similares; fomento del pago con tarjeta; necesidad de disponer de papeleras para depositar materiales desechables.[3]

El Capítulo II establece la flexibilización de medidas de carácter social[4].

El Capítulo III establece las condiciones para el desarrollo de la actividad en establecimientos y locales comerciales minoristas y de prestación de servicios asimilados.

Se habilita la reapertura al público de todos los establecimientos y locales -que no tengan la condición de centros y parques comerciales (éstos se desarrollan más adelante)-, con independencia de su superficie útil de exposición y venta, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Que se reduzca al 50% el aforo total (incluidos los propios trabajadores). Si es distribuido en varias plantas, se deberá respetar este mismo porcentaje en cada una.
  • Se deberá respetar, en todo caso, la distancia mínima de 2 metros entre clientes. Si no fuera posible, se permitirá únicamente la permanencia de un cliente dentro del local.
  • Que se establezca un horario de atención prioritario para mayores de 65 años.
  • Que se cumplan todas las medidas adicionales de este capítulo.

Por lo que respecta las medidas de higiene, se separa según:

  1. Medidas de higiene en los establecimientos y locales. La limpieza obligatoria diaria, se podrá realizar bien al finalizar el día o bien antes de la reanudación de la actividad al día siguiente. También aplicable para fase 1 y fase 2 según la Disposición Final 1ª y 2ª.
  2. Medidas de higiene y prevención para el personal trabajador. Se deberá respetar la distancia de, al menos, un metro entre vendedor y cliente si hay elementos de protección o barrera y, si no la hay, la distancia de dos metros.
  3. Medidas de higiene de los clientes en el interior de los establecimientos y locales. Se mantienen igual que en la fase 1: tiempo de permanencia la estrictamente necesaria; se señalarán las distancias de seguridad con marcas en el suelo o mediante uso de cartelería; se pondrá a disposición del cliente el uso de geles o desinfectantes; no se podrá poner a disposición del cliente productos de prueba; los probadores deberán limpiarse y desinfectarse después de cada uso y las prendas probadas y no adquiridas deberá higienizarse antes de ser facilitada a otros clientes.
  4. Medidas de aforo. Se deberá exponer al público el aforo máximo de cada local y asegurarlo, así como la distancia de seguridad interpersonal de dos metros. Se establecerán sistemas de recuento y control. Se podrá modificar la organización de la circulación y distribución de espacios para mantener la distancia de seguridad interpersonal. Si hay aparcamiento -para trabajadores y clientes-, y si no hubiera lectores de tarjetas automáticas, se sustituirá por control manual y continuo por parte del personal de seguridad, que también supervisará el cumplimiento de normas de llegada y salida escalonada.[5]

Por otro lado, respecto las condiciones que deben cumplir los centros y parques comerciales abiertos al público:

  • Limitar el aforo total al 40% del Plan de Autoprotección de las zonas comunes y recreativas;[6]
  • Limitar el aforo al 50% de cada uno de los establecimientos comerciales;
  • Se permite la apertura de las zonas comunes y recreativas, pero, en todo caso, se deberá garantizar el mantenimiento de la distancia interpersonal de dos metros y evitar aglomeraciones.
  • Las mismas medidas de higiene que para los establecimientos y locales minoristas y, además:
  • Se procederá diariamente a la limpieza y desinfección de las zonas comunes y zonas recreativas, tanto antes de la apertura al público y después del cierre, como de manera regular durante el horario de apertura.
  • El personal de seguridad velará porque se respete la distancia mínima interpersonal de dos metros y evitará que se formen grupos numerosos y aglomeraciones;
  • En la zona de aparcamiento se desinfectarán de forma continuada los puntos de contacto habituales, se pondrá a disposición geles hidroalcohólicos y se fomentará el pago por medios electrónicos;
  • Se podrán utilizar vallas para un mejor control de los accesos y gestión de personas;
  • Se establecerán sistemas que permitan el recuento y control del aforo, de forma que no se supere el aforo máximo.

El Capítulo IV establece las condiciones para la prestación de servicio en establecimientos de hostelería y restauración.

Se permite la apertura al público de dichos establecimientos para el consumo en el local[7], siempre que no se supere el 50% de su aforo, aunque las Comunidades y las ciudades autónomas, en su respectivo ámbito territorial, podrán modificar dicho aforo, siempre que el mismo no sea inferior al 50% ni superior a 2/3 del aforo máximo.

Además, se deberá cumplir con lo siguiente:

  • Consumo sentado en mesa -o agrupaciones de mesa- y, preferentemente mediante reserva previa. La mesa o agrupación de mesas deberán ser acordes al número de personas, permitiendo que se respete la distancia mínima de seguridad interpersonal.
  • Se permite el consumo en barra siempre que se garantice una separación mínima de 2 metros entre clientes o grupo de clientes.
  • El aforo en terrazas al aire libre será del 75% de las mesas permitidas en el año inmediatamente anterior. Aunque, igualmente, por las Comunidades y las ciudades autónomas, en su respectivo ámbito territorial, se podrá modificar, siempre que no sea inferior al 50% ni superior al 75%.
  • La ocupación máxima será de veinte personas por mesa o agrupación de mesas.
  • Mantenimiento de la distancia física de dos metros entre las mesas, o agrupaciones de mesas y permitiendo la distancia mínima de seguridad interpersonal.

Por lo que respecta las medidas de higiene y prevención en la prestación del servicio en el local: Se procederá a la limpieza y desinfección del equipamiento; igualmente, a la limpieza y desinfección del local -al menos una vez al día-; se prioriza la utilización de mantelerías de un solo uso[8]; se deberá poner a disposición geles hidroalcohólicos o desinfectantes, en todo caso en la entrada del local y a la salida del baño; se evitará el empleo de cartas de uso común; los elementos auxiliares (cubertería, vajilla, etc.) se almacenarán en recintos cerrados y, si no fuera posible, lejos de las zonas de paso de clientes y trabajadores; se eliminarán productos de autoservicio de uso común (servilleteros, palilleros, aceiteras, etc.), priorizando monodosis desechables; se establecerá en el local un itinerario para evitar aglomeraciones y; el personal trabajador que realice el servicio en mesa y barra deberá garantizar la distancia de seguridad con el cliente y aplicar los procedimientos de higiene y prevención necesarios para evitar el riesgo de contagio.

El Capítulo V establece las condiciones para la reapertura de las zonas comunes de hoteles y alojamientos turísticos.

  • No superar un 50% de su aforo;
  • A los servicios de hostelería y restauración de los hoteles y alojamientos turísticos, les será de aplicación lo establecido en el capítulo IV desarrollado anteriormente.

Respecto las medidas de higiene y prevención en las zonas comunes:

  • Cada establecimiento deberá determinar los aforos máximos de los distintos espacios comunes (50%) y de acuerdo con las medidas de higiene, protección y distancia mínima;
  • Los espacios cerrados donde se celebren eventos, actividades de animación o gimnasios, deberán ventilarse dos horas antes de su uso. Estas actividades deberán diseñarse con un aforo máximo de veinte personas y respetándose la distancia mínima de seguridad. En caso contrario, se deberán utilizar mascarillas. Se evitará el intercambio de objetos.
  • Se desinfectarán los objetos y material utilizados en las actividades y se dispondrá de geles hidroalcohólicos.
  • Para las piscinas y spas el establecimiento determinará las directrices y recomendaciones de uso siguiendo las pautas establecidas por las autoridades sanitarias y lo recogido en el capítulo X de la Orden SND/414/2020, de 16 de mayo (fase 2).

El Capítulo VI establece las medidas de flexibilización en el ámbito de la cultura (bibliotecas, museos y salas de exposiciones, visitas a monumentos y otros equipamientos culturales).

El Capítulo VII establece las condiciones en las que debe desarrollarse la actividad deportiva (entrenamiento medio en ligas no profesionales federadas y celebración de espectáculos y actividades deportivas).

El Capítulo VIII establece las condiciones para el desarrollo de las actividades turísticas (turismo activo y naturaleza y actividad de guía turístico).

El Capítulo IX establece las condiciones para la reapertura de los centros recreativos turísticos, zoológicos y acuarios.

El Capítulo X establece las condiciones para la celebración de congresos, encuentros, reuniones de negocio, conferencias y eventos.

El Capítulo XI establece las condiciones para la reapertura de los establecimientos y locales de juego y apuestas.

El Capítulo XII establece las condiciones para la realización de actividades de tiempo libre dirigidas a la población infantil y juvenil.

Finalmente, se establece que serán los servicios de inspección municipales, autonómicos o de policía especial, los encargados de vigilar el cumplimiento de las medidas recogidas en esta orden.

Igualmente, se expone que lo previsto en la Orden 399/20, de 9 de mayo, (fase 1); en la Orden SND/414/20, de 16 de mayo (fase 2), así como en el resto de las órdenes e instrucciones aprobadas, se aplicarán a las unidades territoriales de la fase 3 en todo aquello que no se oponga o contradiga a lo establecido en la presente orden.

La D.A.3ª regula las acciones comerciales y de promoción (rebajas y ventas especiales o promocionales), permitiendo las mismas, siempre que se acompañen de medidas destinadas a asegurar la no generación de aglomeraciones que impidan el mantenimiento de la distancia de seguridad, el cumplimiento de los límites de aforo, o que comprometan el resto de las medidas establecidas en esta orden.

  1. Por otro lado, pasamos ahora a las Disposiciones Finales de la Orden que, como anunciábamos al principio de este documento, modifican la Fase 1 y la Fase 2:
  1. La D.F.1ª modifica la Orden 399/20, de 9 de mayo, (fase 1). Así variando lo siguiente:
  • (Dos). En caso de aseos de menos de 4m cuadrados, se limita el uso a una única persona. En caso de más de 4m cuadrados, con más de una cabina o urinario, la ocupación máxima será de 1/3 del número de cabinas o urinarios que tenga la estancia, respetándose los dos metros durante su uso.
  • (Cuatro). La limpieza obligatoria diaria de los establecimientos y locales comerciales minoristas se podrá realizar bien al finalizar el día o bien antes de la reanudación de la actividad al día siguiente.
  • (Doce). La fase 1 se aplicará en:
  • -Castilla y León- las provincias de Ávila, Burgos, León (excepto el área de salud de El Bierzo), Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora;
  • -Catalunya- las regiones sanitarias de Lleida y Barcelona (excepto las áreas de gestión de Alt penedés y Garraf);
  • -Madrid- la provincia de Madrid.
  1. De la misma manera, la disposición final 2ª modifica la Orden 414/20, de 16 de mayo, (Fase 2), alterando:
  • (Uno). En caso de aseos de menos de 4m cuadrados, se limita el uso a una única persona. En caso de más de 4m cuadrados, con más de una cabina o urinario, la ocupación máxima será de 1/3 del número de cabinas o urinarios que tenga la estancia, respetándose los dos metros durante su uso.
  • (Dos). La limpieza obligatoria diaria de los establecimientos y locales comerciales minoristas se podrá realizar bien al finalizar el día o bien antes de la reanudación de la actividad al día siguiente.
  • (Siete). La fase 2 se aplicará en:
  • -Andalucía- las provincias de Almería, Córdoba, Cádiz, Huelva, Jaén, Sevilla, Málaga y Granada;
  • -Aragón- las provincias de Huesca, Zaragoza y Teruel.
  • -Asturias- toda la provincia de Asturias.
  • -Illes Balears- las Islas de Mallorca, Menorca e Ibiza.
  • -Canarias- las Islas de Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura y La Palma.
  • -Cantabria- toda la provincia de Cantabria.
  • -Castilla y León- en la provincia de León, el área de salud de El Bierzo.
  • -Castilla-La Mancha- las provincias de Guadalajara, Cuenca, Albacete, Ciudad Real y Toledo.
  • -Cataluña- las regiones sanitarias de Girona, Catalunya Central, Camp de Tarragona, Alt Pirineu i Aran, Terres de l’Ebre y en la región sanitaria de Barcelona, las áreas de gestión asistencial de Alt Penedès y El Garraf.
  • -Comunitat Valenciana- las provincias de Castellón/Castelló, Valencia/València, y Alicante/Alacant.
  • -Extremadura- las provincias de Cáceres y Badajoz.
  • -Galicia- las provincias de Lugo, A Coruña, Ourense y Pontevedra.
  • -Murcia- toda la provincia de Murcia.
  • -Navarra- toda la provincia de Navarra.
  • -País Vasco- los territorios históricos de Araba/Álava, Bizkaia y Gipuzkoa.
  • -La Rioja- toda la provincia de La Rioja.
  • La Ciudad Autónoma de Ceuta.
  • La Ciudad Autónoma de Melilla.

Por último, la D.F.3ª permite que las medidas de esta orden puedan ser complementadas por planes específicos de seguridad, protocolos organizativos y guías adaptadas a cada sector de actividad, que aprueben las Administraciones Públicas o sus organismos dependientes o vinculados.

[1] Se entiende que existe riesgo de coincidencia masiva de personas cuando no haya expectativas razonables de que se respeten las distancias mínimas de seguridad.

[2] En caso de aseos de más de 4m cuadrados con más de una cabina o urinario, la ocupación máxima será del 50% del número de cabinas o urinarios que tenga la estancia, respetándose los dos metros. Para la fase 1 se limitará a 1/3, según la Disposición Final 1ª.

[3] Todo ello debe aplicarse sin perjuicio de las especificidades en materia de limpieza y desinfección para cada sector concreto.

[4] Libertad de circulación por provincia-isla-unidad territorial de referencia -no quedando reservada ninguna franja horaria a colectivo alguno-, velatorios y entierros, lugares de culto y ceremonias nupciales. Grupos de hasta 20 persones, excepto en el caso de personas convivientes

 

[5] Salvo que estrictos motivos de seguridad recomienden lo contrario, las puertas del parquin y acceso a tienda o vestuarios permanecerán abiertas para evitar manipulación de los pomos / apertura.

[6] El aforo limitado incluye a los propios trabajadores.

[7] No se permite la apertura de los locales de discotecas y bares de ocio nocturno.

[8] Si no fuera posible, debe evitarse el uso de la misma mantelería con distintos clientes.

 

 

Sin comentarios | Leído 52 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *