ACUERDO ECONOMICO Y SOCIAL: contenido y alcance (1ª Parte)

El ACUERDO SOCIAL Y ECONOMICO, suscrito por el Gobierno y los denominados agentes sociales –patronales  (CEOE  y CEPYME) y  sindicatos más representativos (CCOO y UGT) – el 02.02.2011, no se refiere exclusivamente a cuestiones relacionadas con la reforma del sistema de pensiones de jubilación -temática principal tratada- sino que abarca otras diversas materias.

La temática referente a las pensiones es prácticamente la única que tiene un contenido concreto y específico, modificando sensiblemente la normativa vigente que las regula. Las demás materias se tratan de forma muy genérica (políticas activas de empleo; política industrial energética e innovación; función pública y negociación colectiva; etc…).

Aquí, por el objeto de estos comentarios, lógicamente trataremos sólo temas de naturaleza laboral. Concretamente, la reforma de las pensiones -de forma especial- así como las anunciadas bonificaciones en la contratación de jóvenes trabajadores y la reforma de la negociación colectiva.

Destacamos una cuestión -que no sería, necesario, en principio aclarar pero que entendemos conveniente hacerlo por la confusión creada al respecto-: el ACUERDO SOCIAL Y ECONOMICO de referencia es sólo eso, un acuerdo cuyo contenido ha de ser tramitado a través de leyes ordinarias y no mediante el procedimiento de urgencia que se lleva a cabo a través de un Real Decreto-Ley. Por lo que a entrada en vigor de las modificaciones legales y de la nueva normativa -nos referimos también especialmente a la reforma de las pensiones- no va a entrar en vigor, ni mucho menos, ni inmediata ni próximamente. Según el texto del acuerdo, la mayor parte de las normas a partir de 2013.

A tenor que la temática es extensa hoy presentamos la primera parte de este estudio al cual le seguirán ulteriores desarrollos en próximas fechas.

I. REFORMA DE LA NORMATIVA REGULADORA DE LA PENSION DE JUBILACION

Tal como hemos dicho, el ACUERDO SOCIAL Y ECONOMICO que nos ocupa trata fundamentalmente esta materia. Es, en realidad, el auténtico objeto del mismo. Es cierto, como también hemos dicho, que se ocupa de otras muy distintas pero lo es en una especie de “subida al tren”, aprovechando para tratarlas y esbozar, simplemente, su tratamiento y regulación futura. Se crea así un “pacto social” excesivamente heterogéneo: ¿qué tendrá que ver la modificación del sistema de pensiones, de tan evidente importancia por sí misma, con la política energética, por ejemplo?

Vamos a prestar aquí, naturalmente, una especial atención a esta materia por influencia que tiene en la vida y en el desarrollo, en el aspecto laboral, de las empresas por los efectos de su contenido respecto a sus trabajadores, el elemento más importante, claro está, de cuantos las componen.

1. Edad de jubilación

– La ordinaria se fijará, en términos generales, a los 67 años.

– La anticipada podrá ser a partir de los 63 años.

A) Jubilación ordinaria:

 – Podrá ser, no obstante, a los 65 años para quienes hayan cotizado 38 años y 6 meses.

–  El paso de los 65 a los 67 años de edad se aplicará progresivamente, dentro del periodo comprendido entre 2013 y 2027, a razón de 1 mes por año hasta 2018 y de 2 meses por año desde 2019 a 2027.

– Por otra parte, el paso de la cotización de 35 a 38 años y medio para poder jubilarse a los 65 años se producirá también progresivamente desde 2013 a 2027, a razón de 3 meses cada año.

B) Jubilación anticipada:

–  Como se ha dicho, esta jubilación voluntaria podrá ser a partir de los 63 años si se acreditan, al menos, 33 años de cotización.

–  En estos casos se aplicará un coeficiente reductor del 7,50% por año de anticipo respecto a la edad ordinaria de jubilación en cada caso.

–  La pensión resultante no generará complemento por mínimos. Es decir, será la que se derive de los cálculos pertinentes sin elevarla a la cuantía fija que se establezca para cada momento. Norma ésta claramente restrictiva y desincentivadora, sobre todo si esta regla significa que se aplicará con carácter indefinido.

C) Jubilación anticipada en situaciones de crisis:

– Esa edad de 63 años podrá reducirse a 61 años en el caso de que la jubilación anticipada provenga de una situación de crisis y se haya acordado como consecuencia de compromisos adoptados en EREs, convenios colectivos y/o acuerdos colectivos en las empresas.

–  En estos casos, las jubilaciones podrán anticiparse a los 61 años, siempre que se tenga un mínimo de 33 años cotizados, aplicándose un coeficiente reductor del 7,50% por cada año de adelanto, no pudiendo ser, sin embargo, la reducción resultante ni inferior al 33% ni superior al 42% de la respectiva base reguladora.

– Importante: se indica expresamente en el ACUERDO que se mantendrán y respetarán las condiciones de acceso a la jubilación anticipada como consecuencia de compromisos adoptados con anterioridad al mismo y derivados de situaciones de crisis y adoptados antes de la firma de dicho ACUERDO

2. Jubilación especial a los 64 años.

Quedará derogada íntegramente en cuanto entre en vigor la nueva normativa.

Se refiere a la regulada por el Real Decreto 1194/1085, de 17 de julio que la permite -percibiendo el 100% de la pensión- cuando la empresa contrate simultáneamente a otro trabajador por un periodo al menos de 1 año.

3. Jubilación parcial.

A) La jubilación parcial, a partir de los 61 años, mediante el contrato de relevo, se mantiene en el ACUERDO.

B) Ahora bien: se indica, literalmente, en el mismo que “la cotización será íntegra para relevista como para relevado”. Texto tan claro que dice lo que parece decir, sin posibles dudas en cuanto a su interpretación: se mantiene esta jubilación parcial, en efecto, pero cotizando, tanto el relevista como el relevado -y, naturalmente, la empresa- la cuota íntegra; es decir, no la parcial en proporción al tiempo trabajado. La penalización -muy importante- ocasionará, obviamente, una desincentivación de esta fórmula de jubilación.

C) Interpretación que se confirma cuando el ACUERDO determina que esta “elevación de la cotización respecto a la situación actual” se realizará progresivamente (no se indica cómo) en un periodo de 15 años, precisamente por su onerosidad.

3 Comentarios | Leído 1403 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

3 opiniones en “ACUERDO ECONOMICO Y SOCIAL: contenido y alcance (1ª Parte)”

  1. CARME MITJANS dice:

    Me parece un análisis muy claro y coincide con lo que yo entiendo del texto del citado Acuerdo social, pero no he sabido ver o interpretar cuantos años de cotización seran necesarios para tener derecho a jubilarse.

    1. Carme,

      Gracias por tus palabras. La respuesta a tu pregunta la tienes en el apartado a) “Jubilación Ordinaria”.

      Un abrazo.

  2. Miguel Pérez Mejías dice:

    Quiero acogerme a la jubilación anticipada el próximo 20-12-2012,cumpliré 61 años y creo que tengo todos los requisitos. Nací 1.951 y empecé a trabajar en Dic. 1.963, pero me dieron de alta a la SS el 01-09-1.968, estuve dos años en el paro y se me acabo el pasado 18 de Dic. 2.011.He solicitado el subsidio mayores de 45 y 52 para este año y espero que me lo concedan por lo tanto tengo mas de 42 años cotizados sin considerar el servicio militar y mi despido fue improcedente el dia 18-12-2.009. Por lo que he leído soy consiente de que voy a perder un 24 % por no ser mutualista a 1-1-67. Podrían decirme si puedo acceder a la jubilación anticipada el dia 20 de Dic, 2.012 porque tengo mis dudas, ya que la empresa no se acogió a ningún convenio o ERE, ect. Muchas gracias por anticipado y espero de sus noticias, reciban un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *