ACUERDO ECONOMICO Y SOCIAL: contenido y alcance (3ª parte) | Eduardo Ortega Figueiral

ACUERDO ECONOMICO Y SOCIAL: contenido y alcance (3ª parte)

 

III.- INCENTIVOS PARA LA CONTRATACION DE TRABAJADORES JOVENES.-

1.- Ante el altísimo y más que alarmante porcentaje de paro en nuestro país, en la parte dedicada a “Políticas Activas de Empleo y otras materias de índole laboral” el ACUERDO POLITICO Y ECONOMICO hace unas declaraciones genéricas -y grandilocuentes-, como tantas veces hemos escuchado ya, anunciando “medidas de carácter estructural”, entre los cuales el desarrollo de “un modelo de atención personalizada a las personas en situación de desempleo”, que se materializará, dice, en un “Acuerdo Personal de Empleo (APE)”; el fortalecimiento de los “Servicios Públicos de Empleo” (SPE)”, estableciendo un “catálogo de servicios básicos para la ciudadanía mediante la elaboración de una “Estrategia Española de Empleo” con el fin de “transformar en profundidad los actuales programas de políticas activas de empleo y redefinir su contenido y desarrollo para que sean más útiles para las personas desempleadas”.

 

2.- A pesar del enfoque práctico y esquemático de estas anotaciones sobre el contenido del ACUERDO que nos ocupa, no nos hemos resistido a reproducir esta ampulosa retórica a la que estamos ya, desgraciadamente, tan acostumbrados, El bla, bla, bla habitual, otra vez, sin atacar la verdadera raíz del problema que todos -he dicho todos- conocemos y sabemos dónde se encuentra. De nuevo simples deseos, manifestaciones y palabras, incomprensibles y, sobre todo, muy poco útiles dadas las características económicas  actuales y el altísimo porcentaje de desempleo existente.

3.- Como quiera que el de los jóvenes trabajadores alcanza ya cotas verdaderamente escandalosas -inaceptables, en cualquier caso- el ACUERDO SOCIAL Y ECONOMICO se ve obligado a aludir a medidas más concretas en esta área en lo que denomina “Plan de choque” para los años 2011-2012 que incluye lo que denomina “programa excepcional de empleo para la transición hacia la contratación estable”, otra declaración genérica que, al menos contiene algunas medidas concretas dirigidas y aplicables a jóvenes hasta 30 años y a personas en desempleo de larga duración.

4.- Tales medidas consistirán, básicamente, en una reducción de las cuotas empresariales a la Seguridad Social durante el primer año de vigencia del contrato para las empresas que creen nuevos puestos de trabajo a tiempo parcial con una jornada que oscile entre el 50% y el 75% de la habitual. Al respecto, este programa:

a)  Será de aplicación a los contratos de esas características que se formalicen dentro de los 12 meses siguientes a la aprobación de esta medida.

b)  Estos contratos deberán ser indefinidos o temporales de, al menos, 6 meses de duración.

c)  Las reducciones de cuotas serán las siguientes:

- 100%, si los contratos lo son en empresas con plantilla inferior a 250 trabajadores.

- 75% en empresas con plantilla de 250 trabajadores o superior.

d) Se establecerá también la posibilidad de que estos contratos, al convertirlos en indefinidos dentro del primer año de su vigencia puedan acogerse a las bonificaciones establecidas en los artículos 10 ó 3, según sean los colectivos a que pertenezcan, de la Ley 35/2010, de 17 de septiembre, de “reforma laboral” que ya expusimos y comentamos en su día.

IV.- OTRAS MEDIDAS.

1.- De forma genérica también, se anuncian otras  medidas:

“Programas de recualificación profesional de las personas que hayan agotado las prestaciones por desempleo”.

“Más y mejor formación para los jóvenes”.

-  “Estrategia global para el empleo de los trabajadores de más edad”.

Que, obviamente, no las comentamos -no podemos comentarlas por desconocer su contenido real-. Lo haremos en su día cuando se promulguen.

2.- Desarrollo de la “reforma laboral” (Ley 35/2010, de 17 de septiembre:

- El acuerdo se remite a las negociaciones entre las organizaciones empresariales y sindicales para regular la normativa aplicable a los expedientes de regulación de empleo.

- Por su parte, el Gobierno se compromete a redactar, antes del 18.06.2011, “un proyecto de Ley por el que, sin incremento de las cotizaciones empresariales, se regule la constitución de un fondo de capitalización para los trabajadores, mantenido a lo largo de su vida laboral, por una cantidad equivalente a un número de días de salario por año de servicio a determinar, que se hará efectivo en los supuestos de despido, de movilidad geográfica, para el desarrollo de actividades de formación o en el momento de su jubilación”. Es decir, el denominado “modelo austriaco”, proyectado en dicha Ley 35/2010.

 3.- Nueva normativa reguladora de los Convenios Colectivos de Trabajo que regulará, se espera y supone, entre otras cosas, el incremento de los salarios que no deberán depender de los incrementos del IPC sino de la productividad y de la situación particular de cada empresa.

En esta materia, el ACUERDO SOCIAL Y ECONOMICO se remite, simplemente, a las negociaciones y acuerdos entre las representaciones sindicales y empresariales.

Sin comentarios | Leído 985 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*