Archivos de 2012

Huelga general: algunas reflexiones

Pasados unos días desde el pasado jueves 29, permitirme una serie de reflexiones en relación a la huelga general convocada por los sindicatos mayoritarios. Se que algunas de las cuestiones que a continuación desarrollaré puede que no sen “políticamente correctas”, pero desde el respeto a todas las ideas, éste es el foro ideal para el debate:

1º.- ¿Por qué se convocó?

Básicamente para rechazar la reciente reforma laboral aprobada por el actual Gobierno y la política de recortes generales que se están llevando a cabo.

Reforma laboral: apuesta por la flexiseguridad

El pasado día 11 se publicó en el BOE el Real Decreto-Ley 3/2012, de 10 de febrero de 2012, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral. La popularmente conocida como “nueva reforma laboral”. Concretamente la novena desde que allá por el año 1980 se publicó el Estatuto de los Trabajadores.

Permítanme que les dé mi opinión sobre el contenido íntegro de la misma: REFORMA HISTÓRICA. Y lo señalo en mayúsculas no por un error de tipografía sino por cuanto esta reforma se merece ser calificada de este modo.

Las claves de la nueva reforma laboral

Como notas de urgencia y sin conocer todavía la siempre importante, y mucho más en un supuesto como el presente, “letra pequeña” os adelanto ya los principales aspectos de la reforma laboral aprobada hoy por el Consejo de Ministros.

Indicar de entrada que podemos considerarla como una verdadera reforma laboral y no el conjunto de parches que hemos venido sufriendo últimamente. Se podrá estar de acuerdo o no con la misma pero nadie puede dudar que “es de calado” y relevancia.” Sin más una reforma laboral no va a generar empleo de forma automática pero si puede generar confianza en las empresas ante la apertura y flexibilización que se aprecia, por fín, en nuestro encorsetado mercado laboral.

Aquí van:

Normativa de Seguridad Social y Salario Mínimo para el año 2012

El B.O.E. n.º 17, de 07.02.2012 publica la Orden del Ministerio de Trabajo de 2 de febrero de 2012, estableciendo las normas de cotización a la Seguridad Social, Desempleo, Fondo de Garantía Salarial y Formación Profesional para dicho año. Por otra parte, el B.O.E. del 31.12.2011 publicó el Real Decreto 1888/2011, de 30 de diciembre, […]

Servicio del hogar familiar: novedades en el régimen de la Seguridad Social de este colectivo

Importantes modificaciones se han llevado a cabo en este colectivo de trabajadores y trabajadores como consecuencia de la publicación del RD 1620/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula la relación laboral especial del servicio del hogar familiar, el cual ha venido a derogar el antiguo RD 1424/1985, de 1 de agosto.
Pero las modificaciones en la presente relación laboral especial -ajena al ámbito empresarial pero con amplia afectación a nivel personal y familiar- no solo se han ceñido al nuevo RD regulador sino que también ha incidido en el Régimen de Seguridad Social aplicable al colectivo. Como ya hemos dicho, se ha promulgado, por una parte, el Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar, vigente a partir del 18.11.2011, día siguiente al de su publicación en el BOE, normativa que deroga y sustituye al Real Decreto 1424/1985, de 1 de agosto. Por otra, la Disposición Adicional 39ª de la Ley General de la Seguridad Social, añadida por la Ley 27/2011, de 1 de agosto -sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social-, y desarrollada por el Real Decreto 1596/2011, de 4 de noviembre, que deroga el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Empleados de Hogar a partir de 01.01.2012. Nos centraremos en este ámbito por ser, quizás, el más importante.

¡Más de lo mismo!

En la habitual viñeta de humor en un periódico de los primeros días del año 2012 se veían a dos mendigos vestidos con sus andrajos, calentándose, por la noche, al no tener ni casa en la que dormir, en un fuego improvisado dentro de un bidón. Uno le decía al otro “¿Y tú qué le has pedido al año 2012?”. Y éste le contestaba: “Virgencita, que me quede como en el 2011”.

Aparte las normales exageraciones del humorista, ese cuadro es, desgraciadamente, muy real. Las perspectivas de este año son peores que las del pasado, con independencia de que las medidas tan drásticas que esté aplicando -y más que habrá- el nuevo Gobierno empiecen a dar su fruto -ojalá sea así- aunque no se espera que sean en 2012 -ni quizá en 2013-. Aguantar, al menos, la situación actual va a ser, en la mayor parte de los casos, un éxito. De ahí que haya recordado, aquella viñeta.